Skip to main content

La técnica militar que te ayuda a dormir rápido en solo 2 minutos

dormir

01/06/2019 - 18:00

Para muchas personas -afortunados ellos- dormirse rápido no supone ningún reto o problema que tengan que resolver cada noche, sólo tienen que apoyar la cabeza en la almohada para quedar dormidos en cuestión de segundos. Esto que podría ser considerando como normal, sobre todo en aquellos días en lo que nos encontramos especialmente cansados o si llevamos muchas horas sin dormir, supone un auténtico reto y quebradero de cabeza para aquellos que sufren de insomnio y se pasan las noches en un sinvivir dando vueltas en la cama sin conseguir dormirse rápido o incluso simplemente dormirse. 

Estamos seguros de que muchas de estas personas ya han probado, con mejor o peor suerte, todo tipo de técnicas y trucos para dormirse rápido. Nosotros queremos aportar una más, una técnica poco conocida y que utilizan los militares para quedarse dormidos en sólo 2 minutos que según los estudios funciona para un 96% de las personas tras 6 semanas de práctica.

Esta técnica para quedarse dormido la emplean los soldados del ejercito estadounidense para dormirse rápido cuando se encuentran en situaciones de estrés -una de las causas de insomnio más comunes en la actualidad- como por ejemplo durante una situación de guerra. Sin duda, dormir bien resulta de suma importancia para un soldado, de igual forma que las circunstancias en las que se mueven no suelen resultar las ideales para conciliar el sueño, de ahí la necesidad de desarrollar este método para dormir rápido.

Este truco fue localizado por Joe.co.uk del libro 'Relax and Win: Championship Performance' y consta sólo de 4 sencillos pasos:

  • Relaja todos los músculos de la cara, incluido lengua, mandíbula y músculos alrededor de los ojos.
  • Deja caer los hombros la máximo; continúa con la parte superior del brazo, seguido de la inferior, primero un lado del cuerpo y luego el otro.
  • Exhala mientras ahora relajas el pecho, sigue por las piernas desde los muslos hasta los pies.
  • La parte más complicada: deja la mente en blanco durante 10 segundos para luego visualizar una de estas imágenes: estas tumbado en una canoa dentro de un lago en calma con nada alrededor excepto un cielo despejado azul; estás tumbado sobre una hamaca negra de terciopelo en una habitación completamente a oscuras; repites la frase "no pienses, no pienses, no pienses" una y otra vez durante alrededor de 10 segundos.

La clave de esta técnica para dormirse rápido es que nos ayuda despejar totalmente la mente ya que resulta casi imposible conciliar el sueño sin silenciar los pensamientos que habitan en nuestra cabeza durante todo el día. ¿Lo has probado?