Skip to main content

4 estrategias para ayudarte a teletrabajar mejor

teletrabajo

Depositphotos

Luis Casal

05/10/2020 - 07:30

Las herramientas de teletrabajo como Slack y Zoom son esenciales para trabajar desde casa, pero hay quien no sabe usarlas bien, lo cual destruye su productividad.

Las herramientas de teletrabajo como Slack y Zoom se han convertido en los mejores amigos de los trabajadores... o en sus peores enemigos.

A la vez que muchos dependen de ellas para sus empleos, para otros están matando la productividad durante su jornada laboral. Así lo asegura Edward Sullivan, CEO de Velocity Group, que proporciona formación ejecutiva a los fundadores de nuevas empresas, inversores de riesgo y altos ejecutivos de multitud de firmas

Velocity ha trabajado con más de 2.000 CEO de compañías en bolsa, sumando una capitalización de mercado combinada de más de 2 billones de dólares, así como con empresas de nueva creación. En su lista de clientes se enmarcan grandes nombres como Google, Apple y Twitter, entre otros

En una entrevista con Business Insider, Sullivan indica que la productividad entre sus clientes aumentó al comienzo de la pandemia. No obstante, ahora, el uso excesivo de herramientas de teletrabajo como Slack y Zoom está matando el rendimiento en el largo plazo.

Leer más: Las acciones de Slack se hunden un 20% tras presentar resultados: la firma explica cómo la pandemia y su rivalidad con Microsoft frenan su crecimiento

Sus comentarios están respaldados por un estudio de la empresa consultora Eagle Hill. La investigación deduce que el 45% de los encuestados estaban agotados por la falta de comunicación y apoyo de sus jefes, el aumento de la carga de trabajo y lo difícil que tienen compaginar su carrera y vida privada durante la pandemia. De hecho, las videollamadas requieren mucho más esfuerzo que las conversaciones normales, según un estudio de la Universidad de California

En lugar de concentrarse en dominar las herramientas digitales, dice Sullivan, los líderes deben hacer 4 cosas para maximizar el rendimiento y la felicidad de su equipo:

Establecer franjas horarias específicas para alejarse de Slack y Zoom

Ya es bastante difícil trabajar en casa sin distracciones: niños pidiendo lo que sea, el cartero llamando a la puerta, el teléfono zumbando o el portátil avisando de nuevas notificaciones.

Esas interrupciones ya son parte de nuestra vida cotidiana, pero Sullivan sugiere a los líderes que elijan franjas horarias en las que todos los miembros de sus equipos puedan "alejarse", apagar todas las herramientas de comunicación y concentrarse plenamente en su trabajo. De esta forma, el trabajador puede entrar en un estado de "flujo profundo", el estado mental más productivo

Según Sullivan, es clave que todos en la empresa tengan las mismas horas "offline". De lo contrario, cada empleado tendrá que ponerse al día con masas ingentes de mensajes pendientes en el momento de entrar a trabajar, lo cual es contraproducente. 

Por ejemplo, la marca de ropa Bombas, uno de los clientes de Sullivan, ha tenido problemas para recuperar la productividad y eliminar el cansancio acumulado de sus empleados. Su CEO, David Heath, introdujo entonces el "horario de biblioteca" algunos días a la semana, esto es, una franja en la que nadie puede planear reuniones. Una solución tan sencilla ha conseguido elevar la moral de la empresa y mejorar su rendimiento.

Los líderes deben dar ejemplo a sus equipos (no enviar correos electrónicos a medianoche)

Los jefes a menudo se olvidan de cuidarse a sí mismos, señala Sullivan, y las conductas poco saludables pronto se transfieren a sus equipos. Esto incluye no dormir lo suficiente, sentarse frente a la computadora todo el día y no establecer límites entre las horas de trabajo y las personales.

Un CEO que responde a un correo electrónico a las 23:30 de la noche está sugiriendo que todos los demás deberían hacer lo mismo. Esto puede llevar al agotamiento, la baja moral y la alta rotación de puestos, lo que puede llegar a ser muy costoso, dijo.

Mejor las "llamadas andantes" que las videollamadas

Si conectar con la gente ya es difícil de por sí, imagina en las videollamadas

Zoom y Slack pueden causar fatiga. Recibir información a través de cualquiera de ellos no es lo mismo que sentarse al lado de un compañero, indica Sullivan. En lugar de abusar de estas herramientas, anima a sus clientes a tener reuniones por teléfono y salir a pasear durante esas llamadas.

Leer más: "Sabíamos que estábamos haciendo algo bueno por el mundo y casi se nos penalizaba por ello": así fueron los momentos más duros de Zoom en plena pandemia, según un ejecutivo español de la compañía

Un estudio de la Escuela de Administración de la Universidad de Yale encontró que las personas pueden estar más conectadas emocionalmente cuando escuchan atentamente sin verse a través de una pantalla. Caminar fuera de casa y escuchar atentamente la voz de alguien puede ayudar.

Él, por ejemplo, usa esta técnica para sus sesiones de entrenamiento en empresas. Se pone los auriculares, le dice a sus clientes que hagan lo mismo, y pide que salgan a caminar juntos durante la llamada.

No siempre discutas sobre trabajo con los empleados

Empieza una reunión haciendo preguntas generales sobre la vida de tus empleados (lo que hicieron durante el fin de semana, por ejemplo), sobre todo cuando se trata de grupos pequeños de 4 o 5 personas, en lugar de grupos más grandes, para que se sientan en un ambiente más privado.  

Pero hay otras formas prácticas de saber cómo se enfrenta y siente la gente a diario, indica Sullivan. Por ejemplo, Justin McLeod, CEO de Hinge, pidió a sus trabajadores que cambiaran sus estados de Slack de "casa, lejos, ocupado, etc." a "feliz, estresado, solitario, enfermo, desconectado", para que los equipos conociera el estado mental de sus compañeros. Este pequeño cambio dio un elemento más humano a estas herramientas digitales, precisa el experto.

Este artículo fue publicado en Business Insider España por Luis Casal.