Skip to main content

5 indicios de que le caes mal a tu jefe, aunque no lo demuestre

Jefe

04/07/2018 - 20:00

Las relaciones entre los empleados y los jefes no siempre son sencillas. A veces una de las dos partes no cae bien a la otra, pero a ambas les interesa trabajar juntos, así que tienen que fingir que se llevan bien. ¿Cómo saber si le caes mal a tu jefe?

Puede que sea amable y simpático contigo, pero en el fondo no te traga y solo te soporta porque le interesa laboralmente.

 Amy Cooper Hakim, fundadora de The Cooper Strategic Group, firma consultora de administración con sede en Florida, y autora de Working With Difficult People (Trabajar con gente difícil), explica en Business Insider 5 indicios de que le caes mal a tu jefe, aunque no lo demuestre.

Solo habláis de trabajo

Un primer indicio de que no le caes bien a tu jefe, es que vuestras charlas solo tienen que ver con el trabajo. Os saludáis por las mañanas con el típico saludo de cortesía, pero solo se dirige directamente a tí con cuestiones relacionadas con tu trabajo, una reunión, etc.

Por supuesto, hay jefes que prefieren mantener una relación estrictamente laboral con sus empleados, por eso debes comprobar si esta actitud la pone en práctica con todos tus compañeros, o sólo con algunos. Es un indicio de que le caes mal a tu jefe, o al menos no tan bien como otros compañeros.

Te interrumpe en las reuniones

Jefe

Cuando tomas la palabra en una reunión e intentas explicar una idea o hacer una corrección, acostumbra a interrumpir, aporta su propia opinión, o no te deja terminar.

No le importa tu evolución profesional

Puede que tu jefe esté contento con tu trabajo, pero no desea que mejores profesionalmente. Según explica Amy Cooper Hakim, es muy común que "tu jefe solo piensa en ti como un medio para conseguir que el trabajo se haga", pero no le interesa tus ambiciones laborales ni quiere ayudarte a conseguirlas.

No te pone al mando

Quizá tu jefe aprecie tu profesionalidad, pero una señal de que no le caes bien, es que no te deja dirigir ningún proyecto, ni te ofrece responsabilidades que van más allá de tu puesto de trabajo. No confía en tí,o no cree que estás cualificado. O quizá piensa que lo vas a hacer demasiado bien, y eso puede ser un problema para sus ambiciones laborales...

El trabajo antes que la persona

Jefe

Una buena manera de comprobar si le caes mal a tu jefe, es observar sus reacciones cuando pides un día libre por motivos personales, o vuelves al trabajo después de estar unos días enfermo. Si el jefe te pide cambiar ese día libre o ni te pregunta qué tal te encuentras después de estar enfermo, y rápidamente te pide recuperar el tiempo perdido, son indicios de que le caes mal a tu jefe, aunque no lo demuestre.

¿Qué puedo hacer?

Si estás convencido de que tu jefe no te traga, Amy Cooper Hakim aconseja no obsesionarse. Si está contento con tu trabajo y la relación entre vosotros es correcta, recomienda centrarse en las relaciones con los compañeros. "A fin de cuentas, al trabajo se viene a trabajar".

Solo si la relación con el jefe se vuelve insoportable, o no puedes trabajar en un ambiente en el que no tienes confianza con tu jefe, entonces es el momento de pensar en cambiar de trabajo.