Skip to main content

El 88% del consumo cultural en Internet es ilegal en España

El 88% del consumo cultural en Internet es ilegal en España
user

11/03/2015 - 10:19

Cuando pensabamos que no nos podíamos superar, un año más lo volvemos a hacer. El 88% del consumo cultural en Internet en 2014 fue ilegal en España. Esto supone un incremento notable respecto del año anterior, que registró un 84% de consumo de piratería digital, según Efe.

En total se registraron 4.455 millones de accesos ilegales a contenidos culturales, entre los que se encuentran series de televisión o partidos de fútbol, cifras que en términos monetarios se traducen en 23.265 millones de euros y un lucro de 1.700 millones de euros, según un informe del Observatorio de Piratería y Hábitos de Consumo de Contenidos Digitales.

Este análisis deja cifras que deben hacer reflexionar y es que más de 70% de las webs que muestran contenido ilegal están apoyadas económicamente por publicidad de casas de apuestas y juegos online.

Estas son las mejores apps de cine para Android y iPhone

Si nos fijamos en el consumo de contenidos online por sectores, el de la industria musical es uno de los que más sufre las consecuencias de la piratería. Aunque ha descendido de un 27% a un 21%, se calcula que en un escenario sin piratería en España el valor de esta industria ascendería en unos 410 millones de euros

En la industria del cine la piratería también causa estragos. Sin el acceso a contenidos pasaría a doblar su valor, alcanzando los 1.244 millones de euros. Del resto de damnificados descatan tanto el sector de la televisión como el de los libros, ambos afectados también por la piratería.

Esta información llega casi en paralelo al debate del descenso del IVA cultural en España. Hace un par de días se hablaba de la posibilidad de vivir una bajada de este impuesto, pasando del 21% al 10%. 

Esta bajada fue desmentida por el Presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, quien aseguró casi acto seguido que de momento no es posible realizar esta bajada.

La bajada de este impuesto significaría una reducción del coste al acceso legal a este tipo de contenidos, algo que daría un impulso a las ventas legales tanto de cine, como televisión, música o libros.

Ver ahora: