El Alzheimer podría afectar al desarrollo del cerebro

¿Qué es LIFE?
¿Qué es LIFE?
El Alzheimer podría afectar al desarrollo del cerebro

Un equipo de investigadores de la Universidad de Hawai, en Honolulu, han descubierto que los genes relacionados con el Alzheimer pueden alterar el desarrollo cerebral durante la infancia. Las pruebas realizadas a niños de más de tres años han revelado signos de cerebros más pequeños y de habilidades cognitivas afectadas por la enfermedad.

Hasta ahora, los estudios sobre la variante E4 del gen APOE habían sostenido la idea de que los síntomas del Alzheimer sólo se manifestaban en los pacientes mayores. Sin embargo, los nuevos hallazgos sugieren que la enfermedad también tiene un papel significativo en las etapas de desarrollo más tempranas, incluso antes de que las placas cerebrales se lleguen a formar.

El estudio de estos genes en niños pequeños puede, en última instancia, darnos los primeros indicios de que pueden estar en riesgo de padecer demencia en el futuro” dijo la neurocientífica Linda Chang, de la Universidad de Hawai. “Incluso puede ayudar a desarrollar maneras de prevenir la aparición de la enfermedad o retrasar el inicio”.

Las 10 innovaciones tecnológicas que cambiarán la medicina

El equipo de Chang estudió una muestra de 1.187 niños y jóvenes sanos de entre 3 y 20 años de edad. Ninguno de los participantes en el estudio presentaba signos de trastornos cerebrales, anomalías médicas o síntomas del Alzheimer. Los investigadores los sometieron a diversas pruebas genéticas y escáneres cerebrales con el objetivo de buscar algún rastro de la variable E4 del gen APOE.

Estudio sobre la enfermedad de Alzheimer

El gen APOE es el responsable de producir la proteína apolipoproteína E en nuestro cuerpo. También hay otras variables, como la E2 y la E3, y todas las personas poseemos una copia de estos genes de cada uno de nuestros progenitores, de manera que se pueden encontrar hasta seis variables de este gen: E2E2, E3E3, E4E4, E2E3, E2E4 y E3E4. Los científicos descubrieron que los niños que poseían el gen E4 mostraban diferencias en el desarrollo del cerebro respecto a los que solo contaban con combinaciones de las variables E2 o E3.

Los participantes con el genotipo E2E4 tenían un hipocampo, un área del cerebro relacionada con la memoria, hasta un 5% más pequeño que el de los demás. Y los niños menores de ocho años con la combinación E4E4 mostraron signos de debilidad en la zona del hipocampo.

Evitar las conclusiones precipitadas

Con todo, los mayores de ocho años con la variante E4 mostraron resultados normales. En este sentido, los responsables de la investigación han advertido de que su trabajo partió con dos limitaciones que son relevantes a la hora de interpretar los resultados: por una parte, los participantes solo fueron sometidos a pruebas en un momento puntual, lo que impide cotejar los resultados a través del tiempo; y por otro lado, los niños con genotipos E4 no son muy comunes, por lo que, aunque la muestra no era pequeña, en realidad el número de niños con anomalías no es del todo representativo.

Un estudio descubre síntomas del Alzheimer en la infancia

 

Los investigadores remarcaron que su estudio no debe ser interpretado a la ligera por los padres. Esta línea de investigación todavía está en una fase temprana y es conveniente evitar las conclusiones precipitadas. “En este momento no es apropiado examinar el gen en los niños porque todavía estamos [...] tratando de entender cómo este gen afecta al desarrollo del cerebro” dijo Chang. “Además, los genes que estamos estudiando son solo uno de los muchos factores que podrían contribuir a la enfermedad del Alzheimer”.

Las mejores apps para hacer dieta y adelgazar

Este estudio permite a los científicos entender mejor uno de estos factores. La esperanza ahora es que este conocimiento conduzca algún día a un tratamiento eficaz para el Alzheimer o, al menos, que ayude a establecer algunas medidas preventivas. “Estos individuos podrían querer evitar las actividades que puedan conducir a una lesión traumática del cerebro, tales como los deportes de contacto” añadió Michelle Chang, del blog ResearchGate.

Otros factores incluyen la edad -los riesgos aumentan con la edad-, la dieta y el estilo de vida, por ejemplo, las personas que son físicamente activas tienen un riesgo menor de desarrollar Alzheimer” dijo Michelle Chang. “Se cree que estos factores son los responsables de la disminución de la demencia en los Estados Unidos y en Europa”. 

[Fuente:sciencealert]