Skip to main content

Así afectan los viajes espaciales al cerebro de los astronautas

astronauta cerebro

03/11/2017 - 21:16

La Universidad Médica de Carolina del Sur ha llevado a cabo un estudio para determinar qué pasa en el cerebro de los astronautas durante los viajes espaciales.

El cuerpo humano no ha sido diseñado para vivir en gravedad cero, por lo que los viajes espaciales pasan factura al organismo. Ya sabíamos que los astronautas de la NASA regresan a la Tierra habiendo perdido buena parte de su visión por la presión intracraneal, y ahora estudio reciente nos muestra más detalles de cómo afectan los viajes espaciales al cerebro.

La NASA acuñó el término síndrome de presión intracraneal por discapacidad visual o VIIP (Visual Impairment Intracranial Pressure), para describir la situación fisiológica que hace que los astronautas experimenten una visión alterada. Se cree que la causa del síndrome VIIP está relacionada con la redistribución del líquido corporal hacia la cabeza durante la exposición a microgravedad a largo plazo, aunque el motivo exacto se desconoce. 

Para mejorar la seguridad de la exposición humana a los viajes espaciales, la Universidad Médica de Carolina del Sur (Estados Unidos), ha llevado a cabo un estudio con el objetivo de determinar qué es lo que pasa en el cerebro de los astronautas cuando están embarcados en misiones durante un tiempo prolongado.

Para ello, el equipo de científicos ha estudiado los cerebros de 34 astronautas antes y después de aventurarse en misiones espaciales. De este grupo, 18 personas participaron en viajes de larga duración (una media de seis meses) a bordo de la Estación Espacial Internacional, y las otras 16 en vuelos de transbordadores espaciales con una media de dos semanas. 

El libro del famoso astronauta Chris Hadfield: Guía de un astronauta para vivir en la Tierra

Los escáneres cerebrales revelaron que la mayoría de los astronautas que estuvieron fuera de la Tierra un tiempo prolongado experimentaron varios cambios en la estructura de su cerebro, con un movimiento hacia arriba en sus cráneos y un estrechamiento de los espacios del líquido cefalorraquídeo en la parte superior. Además, las pruebas mostraron que el 94% de los astronautas en misiones de larga duración presentaban un estrechamiento en el surco central de su cerebro que separa los lóbulos frontal y parietal. 

¿Por qué los astronautas no pueden emborracharse en el espacio?

"La exposición al entorno espacial tiene efectos permanentes en los seres humanos que simplemente no entendemos", afirma Donna Roberts, la neurorradióloga autora del estudio. "Lo que los astronautas experimentan en el espacio debe ser mitigado para producir viajes espaciales más seguros para el público".

[Fuente: Business Insider]

Ver ahora: