Beber vino, café y té es beneficioso para la salud intestinal

¿Qué es LIFE?
¿Qué es LIFE?
beber vino cafe o te

Si eres aficionado a beber vino, café o té, la ciencia tiene una buena noticia para ti: estas bebidas contribuyen a la buena salud intestinal.

Así se desprende de un estudio que ha llevado a cabo un equipo de investigadores de la Universidad de Groningen en los Países Bajos, cuyos resultados revelan que consumir café, té o vino se asocia con una comunidad más sana y diversa de los microbios que viven en el intestino, que forman parte de nuestro microbioma (es decir, el ecosistema de microorganismos que se encuentran en nuestro cuerpo). 

"Existe una buena correlación entre entre la diversidad y la salud", explica la doctora Alexandra Zhernakova, primera autora del estudio. "Una mayor diversidad es mejor para el organismo". 

La comunidad de microbios que vive en nuestro intestino, compuesta principalmente por bacterias beneficiosas, hongos y virus, nos ayudan a procesar los alimentos y a regular nuestro sistema inmunológico. Además, los expertos consideran que el microbioma desempeña un papel importante en otros aspectos de nuestra salud, como los trastornos del estado de ánimo, la obesidad y otras enfermedades.

Beber café protege el hígado de las borracheras y la cirrosis

Los investigadores analizaron los microorganismos presentes en el intestino de más de 1.100 personas, e identificaron 126 factores que se correlacionan con los cambios en la composición de la comunidad microbiana de un individuo. Estos incluyen 60 relacionados con la alimentación, 12 con las enfermedades, 19 con las drogas y 4 con el tabaquismo.

Al analizar las muestras de heces de los participantes en el estudio, pudieron comprobar que el consumo de frutas, verduras y yogur beneficia al microbioma, así como beber café, vino, té y suero de leche. Por el contrario, tomar refrescos azucarados, leche entera o comer aperitivos salados y una gran cantidad de hidratos de carbono puede hacer que nuestra salud intestinal se resienta, ya que reduce la diversidad de microorganismos.