Skip to main content

Las consecuencias de la pandemia: los niños pasan hasta un 50% más de tiempo ante las pantallas

Niño estudiando con un portátil
Thomas Park -

Unsplash

11/11/2020 - 07:30

Se confirma lo que todos esperaban, se ha disparado el tiempo que pasamos delante de la pantalla con la pandemia del coronavirus.

Ahora que han pasado unos meses desde que se inició la pandemia del coronavirus y que vivimos esta segunda ola en casi todo el planeta, es cuando se están mostrando los primeros estudios fiables sobre cómo han cambiado nuestros hábitos durante el tiempo que llevamos sufriendo los efectos la Covid-19.

Además de la cuarentena, que no ha sido practicada en todos los países en igual medida, uno de los factores determinantes para disparar el tiempo delante de las pantallas ha estado en la falta de ocio disponible. Al no haber restaurantes abiertos, no realizarse eventos deportivos ni poder practicarse actividades de ocio nocturno, muchos han encontrado en las pantallas el modo de entretenerse.

Según informa Deia, empresas como SimilarWeb y Apptopia dan por hecho un importante cambio de hábitos en Estados Unidos, que no se sabe hasta qué punto puede ser irreversible.

Pero este aumento del tiempo delante de las pantallas no ha afectado solo a los adultos. En Estados Unidos los niños de 8 a 12 años pasan 4 horas y 44 minutos delante de la pantalla, y los adolescentes, 7 horas y 22 minutos cada día. Esto supone casi un 50% más de tiempo que antes de que llegase el coronavirus.

Los datos no son mirados con recelo de momento, aunque sí marcan un importante cambio en cuanto a las relaciones sociales y la percepción que se tenga de la realidad al pasar tanto tiempo delante del móvil, la tablet o el ordenador.

Pero también se están pidiendo más investigaciones para buscar las otras métricas que realmente son de importancia, saber en qué gastan el tiempo más que cuánto tiempo pasan. La calidad de esas horas con sus dispositivos es lo que marcará gran parte de su aprendizaje, algo de lo que veremos las consecuencias según pasen los años.