Skip to main content

La curiosa y ecológica forma de un colegio para subir el sueldo a todos sus profesores

Paneles solares

DepositPhotos

17/03/2021 - 19:28

Un distrito escolar en Arkansas consigue ahorrar más de 1,8 millones de dólares solo por instalar una infraestructura que apuesta por energía solar, y el primer movimiento ha sido mejorar ostensiblemente el sueldo de cada uno de los profesores.

Las energías renovables son el futuro, pero no son fáciles de adaptar a las distintas comunidades, y a eso hay que sumar que la inversión inicial suele ser bastante elevada aunque a largo plazo sí que hay un considerable ahorro energético y económico.

Así ha pasado en una escuela de Arkansas que ha conseguido ahorrar, gracias a los paneles solares, el suficiente dinero como para subir ostensiblemente el salario anual a cada uno de sus profesores, y al mismo tiempo no perder fuerza laboral, comentan desde Futurism.

Un distrito escolar rural en Batesville, situado en Arkansas, a solo 27 km al oeste de la planta de energía de carbón más grande de todo el estado, ha generado suficiente energía solar como para ahorrar el dinero suficiente y así aumentar el salario anual a cada uno de sus profesores.

Y es que antes de apostar por la energía solar, los salarios de los profesores promediaban unos 45.000 dólares anuales, un salario bastante bajo para ser Estados Unidos, y que hizo que muchos profesores se fueran del distrito para buscar mejores oportunidades profesionales.

Pues bien, tras realizar una auditoría energética de todo el distrito, la empresa de eficiencia Entegrity llegó a la conclusión que las facturas anuales de servicios públicos del distrito podrían verse reducidas considerablemente al apostar por paneles solares.

En el informe de esta auditoría se desveló que el distrito escolar podría ahorrar un mínimo de 2,4 millones de dólares durante los próximos 20 años si equiparan a las escuelas con más de 1400 paneles solares y al mismo tiempo actualizaran todas las instalaciones del distrito con nuevas luces, sistemas de calefacción y aire acondicionado.

Después de decidirse a instalar la matriz solar e invertir en una nueva infraestructura energética, el distrito convirtió un déficit presupuestario de 250.000 dólares en un superávit de 1,8 millones de dólares, suficientes para dar a cada maestro un aumento anual de hasta 15.000 dólares.

El proyecto ayudó a reducir el consumo anual de energía del distrito en 1,6 millones de kilovatios y en tres años generó suficientes ahorros para transformar el déficit presupuestario en el superávit mencionado.

No es la única escuela, porque al menos 7300 escuelas en Estados Unidos están haciendo uso de la energía solar para ahorrar en servicios públicos, presentando al mismo tiempo a los estudiantes la importancia de la energía renovable, y reduciendo las emisiones que están calentando nuestro planeta.