Skip to main content

Los daños que nos produce la contaminación: hasta 3 años menos en la esperanza de vida

Contaminación coches Madrid

Andrea Gómez Bobillo

11/03/2020 - 07:30

La esperanza de vida cae casi 3 años a nivel mundial debido a la contaminación del aire, según una investigación.

El estudio, del que informa The Guardian, confirmó que alrededor de 8,8 millones de muertes tempranas al año en todo el mundo, el doble de la cifra de estimaciones anteriores, se deben a esta causa. Si se eliminara la contaminación evitable del aire se podrían evitar cada año más de 5,5 millones de muertes prematuras a nivel mundial.

Sin embargo, el estudio también revela que más de un año de esperanza de vida podría recuperarse si las emisiones de combustibles fósiles se reducen a cero, mientras que si se reduce toda la contaminación atmosférica controlable la esperanza de vida podría aumentar en más de 20 meses.

El estudio se basa en la investigación del impacto de partículas finas en el cuerpo, así como el impacto del ozono, los niveles de exposición a estos contaminantes, además de las cifras de población y mortalidad de 2015.

A partir de estos datos, el equipo calculó la proporción de muertes tempranas que podrían atribuirse a la contaminación del aire en 6 categorías, incluidas las enfermedades no transmisibles no especificadas, una categoría que abarca afecciones como la presión arterial alta y la diabetes.

Leer más: Estos son los 10 países con más contaminación por habitante

El profesor Jos Lelieveld, coautor del estudio, señaló que esta pérdida de esperanza de vida es mucho mayor que muchos otros factores de riesgo, e incluso mayor que fumar.

Según el profesor Kevin McConway, aunque fumar un paquete de cigarrillos al día es más peligroso, una mayor proporción de personas inhala la contaminación del aire que el humo del tabaco.

La contaminación es culpable de una pérdida de 2,9 años de esperanza de vida, mientras que el consumo de tabaco es culpable de la perdida de 2,2 años; la violencia, de 0,3 años; el VIH/SIDA, de 0,7 años y las enfermedades propagadas por parásitos y otros vectores, de 0,6 años.

Existen variaciones entre regiones y países

Eliminar este tipo de contaminación ahorraría 2,4 millones de muertes prematuras al año en el este de Asia y recuperaría 3 de los 3,9 años de esperanza de vida perdidos debido a este factor. Pero la cifra sería muy inferior en África, donde solo se evitarían 230.000 muertes tempranas al año, y poco más de 8 meses de los 3,1 años de esperanza de vida perdidos. Incluso menos vidas podrían salvarse en Australia. 

Esto se debe a que en África la contaminación se debe al polvo arrastrado por el viento y Australia tiene políticas de contaminación del aire más estrictas que muchos otros países.

Otro factor importante en las muertes prematuras es la edad. Por norma general, a mayor edad, mayor número de muertes, algo que no se cumple en regiones de África y el sur de Asia, donde hay una gran cantidad de muertes prematuras en niños muy pequeños.

Leer más: Así afecta la contaminación del aire a tu cuerpo y tu cerebro

Ciertas enfermedades también contribuyen al aumento de estas muertes. La enfermedad cardíaca coronaria representó el mayor número, con casi 2,8 millones al año en todo el mundo, y representó más del 28% de la pérdida en la esperanza de vida. Por el contrario, el conjunto de muertes por cáncer de pulmón, la enfermedad pulmonar obstructiva crónica y las infecciones de las vías respiratorias inferiores representaron alrededor de 2,6 millones de muertes tempranas por contaminación del aire al año.

Esto se debe a que las partículas de la contaminación acaban en la sangre, acumulando placa en las arterias y no tanto en los pulmones, según Thomas Münzel, coautor del estudio. Por esa razón, explica, es relevante incluir la contaminación del aire como un factor de riesgo de enfermedad cardiovascular en las directrices oficiales para tales afecciones. Münzel también señala la importancia de que los gobiernos tomen medidas al respecto, como reducir los niveles de emisión, y que se investiguen medicamentos que pudieran mitigar los impactos en la salud de la contaminación del aire.

Este artículo fue publicado en Business Insider España por Andrea Gómez Bobillo.