Skip to main content

Diseñan un sistema para hacer análisis de orina en casa

analisis orina casa

17/05/2016 - 21:42

Un equipo de investigadores estadounidenses ha desarrollado un dispositivo que permite hacer análisis de orina en casa para detectar infecciones y enfermedades. 

Un equipo de investigadores de la Universidad de Stanford en Estados Unidos ha desarrollado un dispositivo que permite realizar pruebas de orina en casa para detectar enfermedades. 

Los análisis de orina son una prueba valiosa que puede revelar diferentes infecciones y patologías, incluidos algunos tipos de cáncer. Con el objetivo de mejorar el acceso a esta herramienta, así como para aliviar la carga de los centros de salud de atención primaria, estos científicos han diseñado un sistema casero para poder llevar a cabo un análisis de orina en el hogar

La plataforma se basa en el mismo enfoque que el que se utiliza en los consultorios médicos, y los investigadores aseguran que podría ofrecer unos resultados con una exactitud similar. 

La prueba estándar para medir el azúcar en sangre data de 1956 y en la actualidad consiste en una tira reactiva de papel con 10 almohadillas cuadradas. Al sumergirla en una muestra de orina, las almohadillas van cambiado de color dependiendo de las sustancias químicas detectadas.  

Aunque el método puede parecer muy sencillo, hay diferentes condiciones que pueden adulterar la prueba, como la iluminación, la cantidad de la muestra o el tiempo de exposición, motivo por el que los análisis se efectúan en laboratorios. 

Este método permite diagnosticar el Alzheimer con un análisis de orina

Sin embargo, el dispositivo que han desarrollado los investigadores de la Universidad de Stanford evita todos estos peligros. El kit que han diseñado se compone de un estuche negro en el que se guarda la tira reactiva para salvaguardarla de la luz y permitir comprobar los colores de la tira sin lugar a error, ya que el tono puede variar en función del fondo que se utilice. Por otra parte, el sistema incluye una pipeta para administrar la cantidad justa de orina.

Para comprobar los resultados, se coloca la cámara de un teléfono móvil en la parte superior de la caja negra y se graba la tira reactiva. Después, el vídeo se envía a un ordenador con un software específico para registrar la medición, aunque en el futuro los científicos esperan poder desarrollar una app que pueda ofrecer los resultados.