Skip to main content

Descubren que las pesadillas nos aportan una importante ventaja

Pesadilla

Getty

05/03/2020 - 19:13

Todo el mundo, en mayor o menor medida, ha sufrido alguna pesadilla fuerte. De esas en las que te despiertas sudando o asustado y recuerdas las cosas horribles que han sucecido en tu mente. No es una experiencia agradable, especialmente si se repiten. Intentamos evitarlas por todos los medios. Pero ahora los psicólogos han descubierto que las pesadillas tienen efectos beneficiosos en nuestra personalidad.

Según el psicológo evolucionista y neurocientífico finlandés Antti Revonsuo, vía TICbeat, las pesadillas son una especie de entrenamiento que preparan a nuestro cerebro para enfrentarse a los peligros que pueden acontecer en el futuro.

Ha formulado la Teoría de la simulación de amenazas, según la cual las pesadillas permiten ensayar eventos estresantes y situaciones de miedo a nuestro cerebro. Es una ventaja que nos serviría para reaccionar mejor y más rápido cuando estas situaciones se producen en el mundo real.

Para Antti Revonsuo esto explica por qué a veces soñamos que alguien nos persigue por un bosque, pese a que vivimos en la ciudad. Argumenta que los humanos tenemos este mecanismo de defensa desde siempre, y esos temores se van transmitiendo a través de las generaciones, por medio del instinto de superviviencia. Por eso seguimos teniendo asco a las arañas y otros insectos, aunque apenas existan en nuestro entorno urbano. Las pesadillas nos han ayudado a entrenarnos para reaccionar instintivamente contra las amenazas.

Esta teoría concuerda con otros estudios que se han llevado a cabo. En 2005 Revonsuo y su compañera neurocientífica Katja Valli examinaron los informes de sueños de niños traumatizados y no traumatizados. En comparación con un grupo de niños finlandeses criados en un ambiente seguro, los niños kurdos del norte de Irak que sufrieron la violencia militar sufrían un mayor número de amenazas en sus sueños.

Los peligros que aparecían en sus sueños no solo eran más graves, sino que los niños kurdos los recordaban mejor que los finlandeses. Estos psicólogos creen que es una respuesta del cerebro para preparar mejor frente a las amenazas a los niños kurdos asediados por la guerra.

En otra investigación de 2014 la neuróloga Isabelle Arnulf analizó las pesadillas asociadas a los éxámenes: el 60% de los estudiantes encuestados sufrieron pesadillas la noche anterior a los exámenes de selectividad. Sin embargo, y aquí es donde se demostraría la Teoría de la simulación de amenazas, aquellos que las sufrieron obtuvieron mejores resultados el día del examen.

Así que ya lo sabes: la próxima vez que sufras una pesadilla, consuélate pensando que te aportará algún beneficio en el futuro...