Skip to main content

A estas edades tus hijos podrían empezar a hacer cosas para adultos

Niños smartphone

22/07/2018 - 14:25

Si te preguntas a qué edad los padres dejan hacer cosas determinadas a sus hijos, sería interesante ver lo que dice un nuevo estudio en el que se deja bien claro que a los niños se les permiten hacer cosas para adultos a edades demasiado tempranas.

Todos hemos sido niños, y según nuestros padres, hemos sido capaces de realizar una serie de cosas a una edad más temprana o tardía. Y es que resulta muy interesante los resultados que acaban de salir sobre una encuesta a 2.000 padres británicos que ha desvelado las edades en la que estos padres han permitido a su hijo o a su hija hacer diferentes cosas consideradas para “más mayores”.

Este estudio realizado por O2 Family, señala a qué edades los padres británicos suelen permitir a sus hijos hacer cosas de mayores como ir solos de compras, salir por la noche, registrarse en redes sociales, tener su primer novio o novia o incluso ver películas para mayores de 18 años.

Estos son los móviles más vendidos de Amazon España

Por ejemplo, los padres británicos permiten ya a sus hijos irse solos a la escuela desde los 11 años, incluso ir solos por la ciudad a partir de los 12 años y salir por la noche a partir de los 14 años.

En lo que respecta al mundo digital, los padres británicos permiten a sus hijos utilizar redes sociales desde los 13 años, jugar a juegos para mayores de 12 años desde los 11 años o ver películas para mayores de 18 años desde los 14 años.

También los padres británicos permiten a sus hijos desde los 13 años ver reality shows como Gran Hermano, o jugar a títulos para adultos como Call of Duty o Fortnite desde los 14 años.

Otros datos interesantes es que los padres británicos ya compran a sus hijos de 11 años un teléfono móvil; les dejan acceso al Wi-Fi las 24 horas desde los 12 años; crean sus primeras cuentas de Facebook, Twitter, Instagram o Snapchat desde los 13 años; tienen acceso a canales de pago privados desde los 13 años; dejarles salir con su primer novio o novia desde los 13 años; o usar una tarjeta de crédito familiar desde los 13 años.

También los padres británicos permiten que sus hijas usen tacones altos desde los 13 años, que se maquillen desde los 12, o que elijan su propia ropa desde los 10 años.

El estudio señala que “a menudo es difícil ponerse de acuerdo sobre lo que creemos que es mejor para nuestros hijos, ya que cada familia es única".

En todo caso estas decisiones no se toman a la ligera, y prácticamente la totalidad de los padres admiten haber discutido entre sí para saber a qué edad permitir a sus hijos realizar distintas cosas. No obstante la mayoría de estas discusiones se amparan en lo que hacen o no hacen los demás hijos de otros padres.