Skip to main content

Esto es lo que le pasa a tu cuerpo cuando no duermes bien

Efectos en tu cuerpo de no dormir bien.

19/03/2018 - 09:00

El insominio es una enfermedad muy común en todo el mundo, una patología. Sin embargo, también hay millones de personas que no pueden dormir todo lo que necesitan o no quieren por algún motivo. El efecto de esa falta de sueño puede ser demoledor en su organismo a corto y largo plazo.

No dormir lo suficiente no sólo conlleva tener sueño durante todo el día, algo evidente, sino que se ha vinculado por parte de numerosos estudios a disfunciones tanto a nivel físico como mental, favoreciendo así el desarrollo de enfermedades como el alzheimer y otros tipos de demencia.

Esto es lo que ocurre cuando no duermes lo suficiente y por qué.

Por qué deberías dormir profundamente todas las noches

Dormir no sólo es placentero porque permite eliminar o reducir el cansancio físico. No son tus músculos lo único que descansa cuando obtienes una buena noche de sueño reparador: tu mente lo hace en igual o mayor medida, como la ciencia ha sabido desde hace ya décadas.

Dormir permite consolidar los conocimientos adquiridos durante el día, además de dar descanso a varias áreas del cerebro que lo necesitan y mucho, como por ejemplo el lóbulo parietal -encargado de tomar decisiones y resolver problemas- y las zonas encargadas de la retención de información.

El sueño hace que estas zonas reduzcan considerablemente su actividad, incrementando el flujo sanguíneo para que estén de nuevo al 100% por la mañana, pero necesitan suficiente tiempo para reponerse. Una consecuencia evidente de no dormir lo suficiente es que los procesos de tomas de decisiones y valoración del riesgo dejan de funciona como deberían.

Trucos para dormir bien cuando parece imposible

Según un estudio reciente, la interconexión neuronal empeora y mucho ante la privación de sueño. Digamos -por decirlo llanamente- que tus neuronas ya no son tan exactas a la hora de enviar información entre sí o a través del sistema nervioso, por eso la falta de sueño hace que físicamente estés descoordinado y cansado.

Como ya hemos mencionado al principio de este artículo, la relación entre alzheimer y falta de sueño es cada vez más sólida, aunque no es el único problema mental derivado del insomnio. La depresión es otro, y no sólo porque no dormir te hace propenso a ella, sino porque tienes menos capacidad de mostrar emociones y de identificarlas en los demás, un auténtico problema para tus relaciones sociales.

Por último, la evidencia científica apunta a una sólida relación entre falta de sueño y sobrepeso, una consecuencia de la falta de sueño inesperada y sorprendente. Según parece, las hormonas encargadas de controlar la sensación de hambre dejan de producirse y funcionar adecuadamente, y eso aumenta tus ganas de ingerir carbohidratos.

[Con información de: IFLScience | Imagen de portada: Thinkstock]

Ver ahora: