Skip to main content

¿Tienen fecha de caducidad los productos de limpieza y desinfección?

SC Johnson fabrica productos de limpieza, hogar y cuidado personal
Mike Mozart/Flickr

25/04/2020 - 06:05

La desinfección y limpieza se han convertido ahora más que nunca en una prioridad en la mayoría de nuestros hogares. Geles anti bacterias, lejía y los productos de desinfección en general se han convertido en algunos de los productos más solicitados de los supermercados.

Aunque antes de atacar las estanterías de las tiendas es conveniente acabar con esos productos que ya tenemos en casa. El problema es que más de uno de ellos es posible que lleve dentro del armario de la limpieza desde el inicio de los tiempos. ¿Caducan los productos de limpieza y desinfección? ¿Pierden eficacia? ¿Es seguro utilizarlos pasada su fecha de caducidad? Te lo contamos.

En el ámbito de los productos desinfectantes de "consumo casero", por decirlo de alguna forma, tenemos el peróxido de hidrógeno, más conocido como agua oxigenada. Este compuesto pueden durar sin abrir hasta 3 años desde su fecha de envasado, aunque pierde gran parte de su eficacia transcurridos 6 meses desde el momento de su apertura siendo un producto que se degrada bastante rápido.

En el caso de las toallistas desinfectantes tiene una caducidad de dos años, aunque si cuentan con efecto antibacterías su fecha de caducidad se reduce a solo un año.

Por otra parte, el popular gel higienizante tiene una fecha de caducidad de entre  dos o tres años, el momento en el que deja de ser eficaz lo marca el contenido de alcohol, que se evapora progresivamente una vez abierto, ya que cuando baja del 60% su eficacia baja notablemente a la hora de evitar la propagación de gérmenes.

La lejía es uno de los productos estrella para la desinfección durante estos días. Aunque todo el mundo piensa que la lejía no tiene fecha de caducidad, este compuesto empieza a perder propiedades transcurridos 6 meses. Transcurrido este tiempo su toxicidad no aumenta simplemente se convierte en un producto menos eficaz, aunque puedes seguir utilizándolo.

SI hablamos de detergentes y suavizantes para la ropa no tienen fecha de caducidad como tal, simplemente comienzan a perder eficacia transcurrido un tiempo. Concretamente, 6 meses en el caso de los detergentes y un año en el suavizante, en el caso de estos últimos lo que pierden sobre todo es olor, por la perdida de las partículas encargadas de esta función.

El jabón tradicional o jabón de castilla, aquel cuya composición se basa en grasa, agua y sosa caustica,  tiene una fecha de caducidad de unos tres años, aunque se puede seguir utilizando sin problemas.

El bicarbonato, otro de los productos estrella de esta cuarentena, no tiene fecha de caducidad como producto de limpieza, ya que su composición química no se altera con el tiempo. Ojo, como producto alimentario si debes atenerte a la fecha de vencimiento impresa en el envase.

Para terminar, otro de esos productos híbridos, que sirve como alimento y producto de limpieza y desinfección, el vinagre. En este caso este producto no tiene fecha alguna de caducidad y puedes usarlo para ambas funciones de forma indefinida.

Y además