Skip to main content

Medicamento genérico o de marca: ¿realmente son iguales?

Pastillas

Pixabay

01/08/2019 - 18:20 | Actualizado 16/10/2020 - 09:00

Llevas toda la vida tomando cierta marca de medicamento, y de repente tu médico de cabecera te receta uno genérico, afirmando que "es igual". Vas a la farmacia a por Espidifen, pero resulta que su equivalente genérico vale casi la mitad. ¿Qué es mejor, un medicamento genérico o uno de marca? Vamos a tratar de explicar las diferencias de una vez por todas.

Un medicamento genérico es bioequivalente a otro de marca. En palabras sencillas, es una versión con los mismos componentes químicos y el mismo efecto que el correspondiente de marca.

Al principio el medicamento lo investigó y desarrolló una farmacéutica, y al patentarlo, solo ella puede venderlo. Pero en medicina las patentes suelen durar menos que en otras industrias. Lo más normal es que duren unos 10 años de media. Pasado ese tiempo, cualquier otra empresa puede crear su propio medicamento usando esa fórmula, creando así los medicamentos genéricos. Pero ojo, que aunque tengan el mismo efecto, no son iguales. Vamos a verlo en detalle.

Los medicamentos genéricos deben superar una serie de pruebas para comprobar que son igual de eficientes que el correspondiente de marca. En España se regulan a través de  la Ley 29/2006, de Garantías y Uso Racional de los Medicamentos y Productos Sanitarios y en el Real Decreto 1345/2007.

Deben cumplir una serie de requisitos:

  • Mismo principio activo: los componentes químicos y el efecto farmacéutico del genérico deben ser idénticos al del medicamento de marca.
  • Misma biodisponibilidad: Esta dato indica la velocidad de absorción en sangre, es decir, la eficacia del medicamento. Se acepta que el genérico sea hasta un 20% más lento a la hora se surtir efecto, como máximo. En otras palabras, si el de marca tarda 100 minutos en hacer efecto, el genérico debe tardar 120 minutos como máximo.
  • Mismo sistema de administración: aunque el genético puede tener diferente tamaño o color, debe suministrarse de igual manera que el oficial, ya sea en cápsulas, sobres, comprimidos, etc.
  • Debe autorizarlos la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios: como hemos comentado, los genéricos deben se aprobados antes, tras superar diferentes tests.

Ventajas del medicamento genérico

La principal ventaja del medicamento genérico es que produce el mismo efecto, pero es más barato. Esto es porque además de que no tiene gastos adicionales de publicidad, diseño, etc., los embalajes suelen ser más convencionales, y se eliminan algunos extras que llevan los medicamentos de marca, como vamos a ver a continuación.

Ventajas del medicamento de marca

Como pasa en otros productos, en un medicamento de marca pagas la marca, un canon debido a que esa marca hace publicidad (los anuncios de medicamentos que vemos en la tele) o tiene un prestigio detrás por el que cobra más. También se pagan los años de investigación que esa farmacéutica dedicó a desarrollar el medicamento, antes de que venciera la patente.

Además, los medicamentos de marca suelen tener algunos extras. Suelen llevar diferentes excipientes, que pueden hacer que el medicamento tenga un mejor sabor, o sea más sencillo de digerir o, como hemos visto, que su efecto sea un poco más rápido.

También pueden incluir un envase más sencillo de abrir, estuches individuales para cada toma que son cómodos de llevar, etc. Cada persona debe decidir qué es lo que le compensa. Pero el concepto clave es que un medicamento genérico produce el mismo efecto que otro de marca, y por tanto va a funcionar igual. ¿Con cuál te quedas?