Skip to main content

Nuevo revestimiento de implante dental combate infección

Nuevo revestimiento de implantes dentales combate infecciones
user

30/12/2016 - 00:13

De acuerdo con investigadores de la Universidad del País Vasco, alrededor del 10% de los implantes dentales terminan teniendo que ser removidos debido a infecciones bacterianas o porque el implante no se integra con la mandíbula del paciente correctamente.

Para combatir esto, el equipo ha desarrollado nuevos revestimientos para implantes dentales que no sólo anclan mejor al hueso circundante, sino que podrían combatir la infección bacteriana de tres maneras.

El implante dental estándar se compone de un tornillo de titanio que se coloca en la cuenca vacía del diente, con un diente protésico encima. Pueden pasar meses hasta que el tornillo se osteointegre, es decir, para que el hueso crezca alrededor del implante, y durante ese tiempo, el paciente puede no ser capaz de comer alimentos sólidos.

Los intentos anteriores para mejorar los tiempos de recuperación y reducir el riesgo de rechazo han incluido cultivar el diente directamente en la cuenca utilizando células madre del propio paciente, desarrollando un nano-revestimiento que acelere el proceso de cicatrización y la impresión 3D de los dientes de reemplazo con una resina antimicrobiana incorporada.

Para la nueva investigación, el equipo planeó desarrollar revestimientos que podrían mejorar la osteointegración y ayudar a evitar la infección, ya sea previniendo que las bacterias se apoderen en primer lugar, o matándolas después de que se desarrolla la infección.

"Ya habíamos obtenido recubrimientos que facilitan la generación de hueso alrededor del implante y así facilitar el anclaje al hueso", dijo Beatriz Palla, una de las autoras del estudio. "En un intento de ir un paso más allá, miramos cómo convertir estos revestimientos en bactericidas".

Implantes impresos en 3D matan bacterias y previenen caries.

En primer lugar, los investigadores sintetizaron una solución precursora de sílice, que se convierte en un gel, la pintaron en el tornillo y la metieron en un horno para asegurarse de que se adhierése a la superficie.

Eso ayuda a la osteointegración, mientras que los agentes antibacterianos añadidos le dan poder de lucha contra las infecciones.

Uno de estos agentes funcionó como un profiláctico, mientras que los otros dos fueron utilizados para eliminar las bacterias después del hecho.

El primero se desarrolló usando "un material con un tiempo de degradación muy largo para que permanezca adherido al tornillo y trabaje durante el mayor tiempo posible, evitando que las bacterias se adhieran". 

Los recubrimientos diseñados para combatir la infección existente funcionaron casi en sentido opuesto, utilizando un material que se degrada rápidamente en respuesta a las bacterias, liberando el agente antibacteriano.

PhoneSoap: tu smartphone tiene más bacterias que un urinario.

Y como el proceso de colocar o remover un implante es un tanto difícil, uno de los dos revestimientos se diseña para su uso en la cirugía del dentista, aplicando el material al tornillo sin necesidad de sacarlo del paciente.

Mientras que estos materiales todavía se están probando, los investigadores confirman que los revestimientos antibacterianos pueden ser viables, aunque todavía hay mucho trabajo por hacer.

"Aparte de todos los ensayos que aún quedan por realizar, también sería aconsejable continuar la investigación un poco más para optimizar los resultados más", concluyó Palla.

Tags:

#ciencia, #salud

Ver ahora: