Skip to main content

Así es el plan de Carrefour para eliminar el plástico de sus productos

supermercado, plástico

28/06/2019 - 13:39

La cantidad de productos que se siguen vendiendo en los supermercados envueltos en plásticos es todavía muy grande y forma parte de las principales causas de contaminación de nuestro planeta. Para contrarrestar este efecto y las quejas de los clientes cada vez más comprometidos con el cuidado del medio ambiente, empresas como Carrefour le han declarado la guerra al plástico

Hace ya tiempo que esta cadena de supermercados permitía que sus clientes se llevarán a casa los productos en sus propios envases para consumir menos cantidad de plástico. Por ejemplo, se podía guardar el fiambre o la fruta en tapers de casa y evitar que los tenderos los tuvieran que envolver en plástico para preservarlos. 

Hoy Carrefour ha anunciado una nueva campaña que llevará aún más lejos su lucha contra este material. Un conjunto de medidas que sustituirá el plástico por otros materiales para guardar productos como la fruta o algunos líquidos. 

Los plásticos de un solo uso tienen los días contados

Cada una de las medidas se aplicará de forma progresiva hasta que en sus supermercados, la zona de frutería y verduras esté prácticamente exenta de envases o bolsas de plástico. En su lugar se usarán mallas, bolsas de cartón o celulosa y tarros de vidrio

El plátano de Canarias será uno de los productos que cambiará sus tradicionales bolsas de plástico por una pequeña cinta que mantenga unido el manojo de plátanos. Esta medida que ya se había aplicado a las bananas BIO consigue reducir el consumo de plásticos en un 80%

Otras frutas y verduras también sufrirán este cambio, así como los encurtidos. Las aceitunas y los pepinillos que suelen ir en bolsas de plásticos herméticas para mantenerlos en su líquido y conservarlas mejor, ahora irán en botes de vidrio. 

Esta iniciativa ya se aplicó en las tiendas BIO de la compañía y ahora se extiende al resto de tiendas. Desde Carrefour ha afirmado que la eliminación de este tipo de residuos tan contaminante requiere de una respuesta conjunta por parte, no sólo de los clientes y las tiendas, sino también de los distribuidores y fabricantes