Skip to main content

¿Por qué esta playa está cubierta con extraños huevos de hielo?

Huevos de hielo

02/12/2019 - 19:05

Hoy se está celebrando en Madrid la Cumbre Mundial del Clima. Así que es un buen momento para admirar un extraño fenómeno climatológico que se produjo hace semanas en Finlandia. No está relacionado con el cambio climático, pero es espectacular. El pasado 3 de noviembre, una playa finlandesa apareció completamente cubierta de extraños huevos de hielo.

Ocurrió en la playa de Marjaniemi, situada en la hermosa isla finlandesa de Hailuoto. Es un fenómeno muy poco frecuente, que solo aparece cuando se dan unas condiciones muy concretas de clima y orografía.

La instantánea pertenece a Risto Mattila, un finlandés que se fue a pasear a la playa con su esposa porque era "un día soleado", pese que la temperatura era de un grado bajo cero y hacía bastante viento. Lo que comúnmente se llama un día para pasear en Finlandia...

Según explica Risto en su Instagram, la playa estaba completamente cubierta de huevos de hielo en un radio de unos 30 metros. Estas bolas heladas tenían un tamaño de entre una pelota de golf, y un balón de fútbol.

¿Qué es lo que contemplamos en esta imagen? Pues básicamente una granizada, pero una muy especial y poco frecuente, porque requiere unas condiciones muy concretas.

Tal como nos cuentan nuestros amigos de TICbeat, el granizo se forma cuando el agua se condensa y se congela en partículas que explotan dentro de las nubes de tormenta. A medida que estas partículas se mueven con las nubes recogen capas de hielo, hasta que finalmente se vuelven demasiado pesadas y caen.

Lo normal es que el granizo apenas mida unos milímetros y sea irregular, pero estos huevos de hielo de la playa finlandesa tienen un tamaño de un balón de fútbol, y todos ellos poseen la misma forma. ¿Por qué?

No es un fenómeno exclusivo de las zonas árticas. En este vídeo se puede ver una granizada similar, en Michigan (Estados Unidos):

El granizo requiere ni mucho frío ni mucho calor, no demasiado viento y no demasiada quietud. Para que se forme, el agua tiene que adherirse a algo cuando está cerca del punto de congelación, como puede ser cristales de hielo... o arena que flote en el agua.

La agitación de las olas debido a la marea, así como la brisa ligera, han hecho el resto. Las bolas de hielo han sido modeladas por la brisa y la marea, para crear estos espectaculares huevos de hielo.

Más:

#ciencia