Logo Computerhoy.com

La puerta automática que se abre y cierra sola sin electricidad

Foto del redactor Juan Antonio Pascual Estapé

Redactor Colaborador

La puerta automática que se abre y cierra sola sin electricidad
Shelbourne Trading
Foto del redactor Juan Antonio Pascual Estapé

Redactor Colaborador

Las puertas automáticas que se abren o cierran solas cuando se acerca un vehículo o una persona, existen desde hace bastante tiempo. Pero lógicamente, necesitan electricidad para alimentar el sensor de movimiento, y el mecanismo de apertura. No ocurre así con Oz Autogate, unas puertas automáticas que se abren y cierran solas cuando se aproxima un coche, sin necesidad de electricidad.

Se trata de una curiosa idea de la empresa australiana Shelbourne Trading, que se enorgullece varias veces en su web de que se trate de "un producto fabricado en Australia, con acero australiano"...

Pero, ¿cómo puede una puerta abrirse y cerrarse automáticamente cuando se acerca un vehículo, sin usar electricidad? Como se puede ver en este vídeo se trata de un sencillo, pero a la vez ingenioso truco de ingeniería que aprovecha las leyes de la física:

Oz Autogate se compone de una especie de plataforma de presión, que se acciona cuando el coche se sube encima de ella, al acercarse a la puerta.

Esta presión que ejerce el propio peso del coche sube un émbolo o pistón que es el que hace que la puerta se levante. Cuando el coche pasa y baja de la plataforma de presión, el émbolo recupera su posición natural, cerrando la puerta.

Como vemos es un sistema que no se puede aplicar a unas puertas de seguridad, ya que no tiene cerrojo, pero sí resulta muy útil en granjas o cultivos con verjas para impedir que se escape el ganado, para mantener una zona privada, o para delimitar propiedades o diferentes zonas dentro de un terreno en campo abierto.

Escucha el podcast de ComputerHoy.com: Estamos probando

Escucha el podcast de ComputerHoy.com: Estamos probando

Estamos probando es un podcast semanal de ComputerHoy.com en el que en cada episodio hablamos a fondo del dispositivo que esa semana estamos probando en nuestro laboratorio. Suscríbete y escúchalo cada jueves en tu aplicación de podcasts favorita.

Escucha el último episodio

Esta puerta automática que se abre y se cierra sin electricidad también tiene un bloqueo (un hierro que detiene el émbolo) para impedir que se cierre, si así lo deseamos.

Oz Autogate se puede abrir marcha atrás, y existen versiones de apertura en el lado izquierdo o derecho. También hay una versión deluxe con decoración en forma de verja.

La versión estándar, con un tamaño de 3,65 metros de largo, cuesta alrededor de los 1.500 euros. Existe una variante un poco más larga de 4,2 metros y la mencionada versión deluxe, que sube a los 1.800 euros.

Conoce cómo trabajamos en Computerhoy.