Skip to main content

Tener una casa fresca sin aire acondicionado es posible (con estos trucos)

Persianas

10/07/2019 - 06:45

Parece imposible en verano, pero hay que tratar de mantener la casa lo más fresca posible para llevar una vida sana. Las personas que carecen de aire acondicionado se ven empujadas a aprovechar al máximo las horas en las que no pega directamente el sol para refrescar la casa. A veces parece complicado, pero no es imposible.

Por otro lado, también hay gente que no utiliza el aire acondicionado por distintos motivos. Estos pueden ser desde la economía y el gasto de la luz a problemas con alergias o los catarros de verano que producen en ocasiones los aparatos.

Además, otras opciones también se descartan. Por ejemplo, dormir con el ventilador puesto es perjudicial para la salud. Por eso, vamos a explicar unos trucos para refrescar la casa de forma natural.

Consumo del aire acondicionado: ¿cuánto voy a pagar en la factura de la luz este verano?

Las persianas son tus aliadas

Cuando el sol enfoca directamente a alguna ventana, hay que bajar la persiana para que el calor no entre. Aunque dé la sensación de que al estar encerrados en casa con la persiana bajada se sienta más calor, no es así. El sol es una estufa a la que se deben poner barreras, por lo que se tienen que bajar las persianas siempre que dé directamente.

Ventanas abiertas por la noche

Lo sentimos si tienes un problema con los mosquitos, pero a la noche la temperatura de la calle refresca y suele estar más fría que la de la casa. Además de aprovechar para ventilar, también sirve para que se refresquen las habitaciones.

No cierres las puertas para que se formen corrientes de aire y se vayan los ambientes cargados que tienen las casas en verano.

Pero ten cuidado si al amanecer da el sol en alguna de las ventanas y no te quieres levantar para cerrarla. En ese caso, déjala directamente cerrada y con la persiana bajada para no echar abajo el trabajo de la noche.

ventana casa

ventana casa

La terrible cocina

Cocinar es necesario, aunque a veces pueda significar pasar un mal rato. El horno, los fuegos, la nevera… Todo produce calor y puede que se incremente hasta en cinco grados la temperatura respecto al resto de la casa.

Habrá que sufrirlo, pero te comentamos tres trucos: si cocinas con los fuegos, enciende la campana extractora para que absorba parte del aire caliente, abre la ventana si no está dando directamente el sol y, ante todo, cierra la puerta. Que se caliente la cocina no quiere decir que se tenga que calentar el resto de la casa.

5 aires acondicionados portátiles baratos que ayudarán a pasar el verano

Las plantas

Si tienes patio propio o jardín, las plantas pueden ayudar a que el sol no caliente tanto las paredes de la casa. Las enredaderas e hiedras son buenas plantas estos casos. Recuerda que las mismas paredes y techos calientan el interior de las casas.

Además, si tienes plantas en casa, riégalas todo lo necesario, les ayudará a ellas y, de una forma muy leve, a ti también.

Ver ahora: