Skip to main content

Trucos para quedarse dormido en 10, 60 y 120 segundos

Insomnio, razones por las que no puedes dormir

08/10/2019 - 19:32

Dormir es una actividad vital para todo el mundo. Pero para muchas personas, puede convertirse en una pesadilla. Por suerte existen algunos trucos para quedarnos dormidos en menos de dos minutos. ¿Cómo funcionan?

El estrés, la ansiedad, las preocupaciones e incluso el puro cansancio pueden conseguir que tardemos en dormirnos más de la cuenta. Psicólogos, médicos, e incluso los militares han ideado todo tipo de trucos para quedarse dormido más rápido. La web TICbeat ha recopilado los que mejor funcionan.

Dormir es una actividad principalmente cerebral, por eso se pueden usar trucos psicológicos para sugestionar al cerebro y convencerle de que se duerma más rápido, o en menos tiempo. Vamos a conocer algunos de ellos.

Cómo dormirse en 10 segundos

Caer en los brazos de Morfeo en tan solo 10 segundos es casi una hazaña. Muy poca gente lo consigue, salvo que no esté estresada y acumule mucho cansancio. Pero nada se pierde por intentarlo.

El truco que vamos a explicar aquí aparece en un libro de Sharon Ackerman, destinado a la marina estadounidense. Lo utilizan los soldados para dormir en situaciones de gran estrés, o en mitad de las misiones. Completar el ejercicio puede llevar más dos minutos, pero los 10 primeros segundos son los esenciales. Hay gente que consigue dormirse en ese tiempo.

Debemos hacer lo siguiente:

  • Relaja toda la cara, incluyendo los músculos que hay en el interior de la boca, y la lengua
  • Si estás sentado baja los hombros para liberar la tensión y deja que tus brazos y manos caigan a los lados de tu cuerpo
  • Exhala aire y relaja tu pecho
  • Relaja tus piernas, muslos y pantorrillas
  • Despeja tu mente durante 10 segundos imaginando una escena relajante. Si esto no funciona, intente decir las palabras no pensar una y otra vez durante 10 segundos.

Repetir el ejercicio las veces que sea necesario.

Cómo dormirse en 60 segundos

Este ejercicio se llama 4-7-8 y mezcla meditación y visualización, así que mejora cuando llevas un tiempo prácticándolo. Aunque completarlo cuesta un minuto, al principio seguramente te lleve un poco más.

  • Coloca la punta de la lengua contra el paladar, detrás de los dos dientes frontales. Debes mantenerla allí durante todo el ejercicio
  • Deja que tus labios se separen ligeramente para forma un pequeño orificio y emitan un sonido silbante mientras exhalas por la boca.
  • Luego cierra los labios e inhala silenciosamente por la nariz. Cuenta hasta 4 en tu cabeza mientras tomas aire
  • Contén la respiración por 7 segundos
  • Después exhala (con un sonido de silbido) durante 8 segundos
  • Intenta practicarlo sin pensar. Cuanto más practiques, más natural te saldrá
  • Repite el ejercicio cuatro veces

Cómo dormirse en 2 minutos

Si aceptas dedicarle un poco más de tiempo, estas son algunas técnicas recomendadas por los expertos en sueño para dormirse en dos minutos.

Recuerda lo mejor que te ha pasado en el día

Pensar en positivo ayuda a reducir el estrés y, por tanto, a conciliar el sueño más rápido. El truco está en rememorar cosas que te han hecho sentir bien durante el día. Sirve cualquier detalle, por pequeño que sea: te has encontrado una moneda de un euro en la calle, tu equipo de fútbol ha ganado, te has comprado un pantalón que te sienta muy bien o que estaba muy barato, qué bueno estaba el helado que te has comido...

No es necesario que sean cosas que te han pasado en el día, pueden haber ocurrido hace tiempo. La idea es pensar en cosas que te hagan sentir bien, una detrás de otra. El cerebro se relajará y el sueño llegará antes.

Visualiza un lugar tranquilo

En un estudio de 2002 de la Universidad de Oxford, los investigadores descubrieron que distraerse con imágenes ayuda a dormir más rápido. La clave es imaginar lugares o sensaciones relajantes como una cascada, sonidos de ecos, agua corriendo o el aroma del musgo húmedo. De esta forma, al tener ocupado el cerebro con imágenes sedantes, expulsaremos las preocupaciones que nos alteran e impiden dormir.

Rituales

También se ha comprobado que funciona tomar una ducha tibia antes de acostarte, la aromaterapia, una rutina suave de yoga, no usar el móvil media hora antes de acostarse, o utilizar tapones para los oídos o antifaz para dormir.

Otra opción es el ruido blanco o sonidos relajantes como una playa, un río, o un bosque.