Logo Computerhoy.com

Venecia se convierte en museo y cobrará entrada a partir de 2023

Venecia introducirá una tarifa de 10 euros a partir de junio en un intento de controlar el número de turistas que entran en la ciudad histórica. Hace una semana el número de turistas triplicó a la población local, lo que supuso la gota que colmó el vaso.

Venecia
Pixabay
Foto del redactor Chema Carvajal

En el marco de un plan piloto de seis meses de duración que se pondrá en marcha antes de la primera temporada turística completa desde antes de la pandemia, los visitantes tendrán que reservar para entrar en la ciudad italiana y pagar una tasa de hasta 8,30 euros, en función de la afluencia de público ese día.

Si tiene éxito, la tasa podría ser un accesorio permanente a partir de enero del año que viene. El sistema también limitará el número de turistas que entran en la ciudad cada día.

Antes de que la pandemia pusiera fin a la mayor parte de los viajes mundiales en 2020, Venecia recibía hasta 30 millones de visitas al año.

Turismo masificado

Esa cifra se redujo drásticamente cuando Covid-19 suspendió los vuelos y detuvo el flujo de turistas, pero ahora que las restricciones se han suavizado, Venecia está volviendo a los niveles anteriores a la pandemia.

La ciudad, que se hunde lentamente en el mar, se ha enfrentado a varios problemas relacionados con el turismo, como la entrada de enormes cruceros en la laguna veneciana y con la masificación en los meses de verano.

Los planes para introducir una tasa de entrada se anunciaron por primera vez en 2018 como una solución para reducir las masas de turistas que la visitan cada año.

Google Street View te lleva a pasear en góndola, en Venecia

Aunque esa cifra se redujo drásticamente en los dos últimos años, el reciente fin de semana de Pascua vio cómo más de 125.000 personas volvieron a inundar sus estrechas calles y sus famosas plazas.

El sistema exigirá a los excursionistas que reserven y paguen la tasa antes de su visita. El coste oscilará entre los 3 y los 10 euros, en función de la afluencia de público a Venecia ese día.

Con la introducción de un sistema de venta de entradas "podemos limitar las multitudes, dejar de lado el modelo de viaje de un día que ha sido tan perjudicial para la ciudad y, con suerte, recuperar a los visitantes que han dejado de venir debido al exceso de turismo", explican.

Virgin Galactic

Los visitantes que pernocten no tendrán que pagar la tasa, pues ya pagarán un impuesto turístico incluido en el precio del alojamiento en toda la ciudad. Los habitantes de la región del Véneto seguirán teniendo que reservar para entrar en Venecia, pero estarán exentos de pagar la tasa.

También habrá otras exenciones de la tasa, como en el caso de los visitantes que acudan a la ciudad para asistir a un funeral o para visitar a un familiar que viva en la ciudad.

Además, se prevé instalar puertas de entrada en los principales puntos de llegada de la ciudad para controlar el flujo de turistas.

Conoce cómo trabajamos en Computerhoy.

Etiquetas: Turismo