Skip to main content

W-18, una droga 10.000 veces más potente que la morfina

W-18, una droga 10.000 veces más potente que la morfina
user

06/05/2016 - 14:39

Una nueva droga conocida como W-18, la cual habría sido preparada en laboratorios chinos para ser vendida a través de distribuidores en Internet, ha sido detectada recientemente en Estados Unidos y Australia. Este fármaco sería 10.000 veces más potente que la morfina, y lo peor de todo es que actualmente no es ilegal.

Se trata de un opiáceo sintético, similar a la heroína pero mucho más fuerte, aunque el W-18 ni siquiera es rastreable en un análisis de sangre u orina, básicamente porque no existe ningún test hoy en día cuyo objetivo sea detectar la presencia de esta sustancia en el cuerpo humano. Expertos ya avisan de que cuando el W-18 empiece a llegar a las calles, habrá muertos dado el potente efecto que tiene sobre el cuerpo.

Lo más curioso es que el W-18 fue desarrollado por primera vez en la Universad de Alberta, en Canadá, hace más de 30 años, con el objetivo de convertirlo en un calmante más efectivo pero menos adictivo. Incluso existe una patente de su fórmula en Estados Unidos y Canadá desde el año 1984, aunque nunca llegó a emplearse.

La fórmula de este compuesto cayó en el olvido debido a su extrema potencia, motivo por el que ninguna farmacéutica se atrevió a querer distribuir el producto, ni realizar pruebas con él. Sin embargo, parece que algún químico de China ha logrado echarle el guante, y ha convertido lo que tendría que haber sido un tratamiento médico, en una droga muy tóxica, barata y de momento legal.

18% de los drogadictos americanos compraron drogas online

La primera aparición del W-18 se produjo en Canadá en el año 2015, cuando la policía incautó un total de 110 pastilas en una redada policial, alguna de las cuales contenían esta sustancia. La droga ha sido comparada con el fentanilo, que hasta ahora ha causado 655 muertes en Canadá entre 2008 y 2014, solo que el W-18 es 100 veces más potente que este.

En Suecia esta droga se ilegalizó en enero, aunque en Estados Unidas, Canadá y Australia, países en los que ya ha aparecido en alguna ocasión, todavía continúa siendo legal. De hecho, sus gobiernos no tienen claro cómo luchar contra esta sustancia, ni qué pruebas llevar a cabo para detectar su presencia en el cuerpo.

[Fuente: Forbes]

Ver ahora: