Skip to main content

5G y coches: esto es todo lo que va a cambiar

Coche deportivo

29/05/2019 - 21:30

La conexión 5G está a la vuelta de la esquina, y su llegada supondrá una fuerte revolución a muchos aspectos de la vida diaria; incluido, como no, el uso del automóvil. Surge, pues, la inminente pregunta: ¿cómo afectará el 5G al coche? Tratemos de dilucidarlo.

Empecemos analizando qué es el 5G. Estas siglas responden a "quinta generación", y hacen referencia a la nueva banda ancha inalámbrica de conexión a internet. Con su llegada, las coberturas y la velocidad de conexión será mucho mayor.

De hecho, serán hasta 100 veces más rápidas, con lo que las descargas de datos serán incluso más rápidas que las de la actual fibra óptica.

La conexión 5G y el Internet de las Cosas

Pero la revolución que traerá el 5G no cesará aquí; la latencia (es decir, el tiempo que ocurre entre que envías una petición hasta que recibes el primer bit de respuesta) se reducirá drásticamente, con lo que la reacción del dispositivo que se active será mucho más veloz. Y esta será una de las claves que hará que el 5G revolucione el mundo tal y como lo conocemos (incluido el del automóvil).

La llegada de la conexión 5G y la drástica reducción de la latencia supondrá un fuerte impulso para el Internet de las Cosas. Es decir, las casas, prendas y complementos y, como no, coches conectados florecerán (más aún). Y, cómo no, el coche autónomo empezará a ser una realidad mucho más factible.

La llegada del 5G y el coche autónomo

La conexión 5G es clave para la llegada del coche autónomo. Y entender el porqué es muy sencillo. El funcionamiento del coche autónomo se basa en el procesamiento de un montón de datos procedentes de sus distintos sensores, radares y cámaras. Por ello, una conexión mucho más rápida (como la que supondrá el 5G), y con una latencia inferior, hará que la inteligencia artificial del coche autónomo funcione con un grado de seguridad y fiabilidad muy superior.

Es decir: reaccionará con mayor precisión ante cualquier imprevisto (como un peatón que aparece repentinamente), con lo que los accidentes del coche autónomo serán casi imposibles. Y es más; con la llegada del 5G, el coche autónomo será capaz no solo de detectar con mayor facilidad a un ciclista; también podrá comunicarse con anterioridad al móvil de este ciclista, con lo que habrá previsto su presencia mucho antes de lo que un humano hubiera sido capaz.

Estos son los coches eléctricos con mejor relación calidad-precio

Las ventajas de la llegada del 5G al sector del automóvil

La llegada del 5G traerá, como ventaja más inminente, el desarrollo real del coche autónomo, con todo lo que ello implica: disminución de problemas de atascos (gracias a la comunicación coche - coche o coche - carretera), caída importante de la accidentalidad, precisión en los trayectos... Las ventajas pueden ser tantas, que aún no somos capaces de vislumbrarlas.

Las desventajas de la llegada de la conexión 5G al automóvil

Parece obvio que tanta conectividad y conexión pone en peligro buena parte de la privacidad del usuario. La comunicación del coche con otros dispositivos dejará un registro, y habrá que esperar a ver cómo se desarrolla la legislación para saber si es posible evitar que toda nuestra vida quede expuesta ante terceros (quienes no siempre hacen un uso bueno de estos datos).

Además, la llegada del coche autónomo podría poner en peligro un buen número de puestos de empleo, como conductores de autobús, taxis, transportistas... Llegado el momento, las instituciones competentes tendrán que plantearse qué hacer ante el incremento de las cifras del paro que la robotización generará.

Tags:

#Destacado

Ver ahora: