Skip to main content

El pequeño cambio en los coches de Tesla que debería ayudar a mejorar su autonomía

Prueba Tesla Model 3 - llave

04/10/2019 - 13:10

Los fabricantes de vehículos eléctricos están concentrando todos sus esfuerzos en mejorar las baterías de los coches para aumentar la autonomía de estos. Sin embargo, existen otros factores que pueden ayudar a mejorar ese aspecto y que se están dejando de lado. 

Desde las llantas del coche, pasando por el diseño o incluso, la dirección asistida pueden implicar una mejora de la autonomía de los coches, tanto eléctricos como de combustión. La mejora que ofrecen estos cambios por separado puede ser muy poca, pero en conjunto suponen una evolución muy ventajosa.

Esto es lo que ha tenido en mente Tesla a la hora de presentar una patente donde se describe un nuevo sistema de dirección asistida que, si terminar fabricándose, puede reducir el peso del coche y ayudar así a la autonomía

patente

El nuevo sistema es más compacto y pesa menos, lo que implica que el coche sea más ligero y tenga más espacio para otros componentes que necesiten crecer como las baterías. Pero esto no es todo, el diseño también es más eficiente, es decir, consume menos energía. 

Todo aquel que haya tenido que conducir un coche antiguo sin dirección asistida no habrá podido olvidar esa sensación de estar luchando contra el coche. Las mejoras en seguridad y comodidad que trajeron estos sistemas ahora se multiplicarán si Tesla decide fabricar su nueva patente. 

Esto no es todo, en la patente también se incluye un motor y un diseño de eje de transmisión nuevos que ayudan a mejorar esa eficiencia necesaria para reducir el consumo de la batería y que nos aguante una carga durante más kilómetros. 

Por supuesto, todavía no han informado cuándo tienen pensado poner en marcha la fabricación de este diseño. Se trata de una patente, por lo que puede que Tesla siga invirtiendo en nuevos diseños para mejorarlo aún más hasta que esté contento con la solución y lo instale en sus modelos.

Ver ahora: