Skip to main content

Por qué se han estancado las ventas de coches usados en España

coches usados

Noelia López

02/03/2022 - 07:10

La crisis de los semiconductores disparó las ventas de vehículos usados; la misma que ahora está provocando un estancamiento del mercado de ocasión.

Que los vehículos de ocasión se venden más y más rápido que los nuevos es y ha sido una realidad indiscutible. La razón es muy sencilla de explica y más de entender: son más baratos. 

También es verdad que un usado nunca tendrá las mismas garantías que un nuevo (aunque la Ley de Garantías aprobada a principios de año mejora mucho las cosas en este sentido); y, como norma general, tendrá las de perder en equipamiento. Pero, cuando lo que prima es el presupuesto, un modelo de ocasión con no muchos años y/o kilómetros es una buena alternativa.

VIDEO

[CH] Una armadura de Iron Man para la Nintendo Switch

Crecimiento en 2021

En 2021, el mercado de vehículos usados ha experimentado un boom todavía mayor. El pasado año cerró con1.989.662 unidades vendidas, lo que supone un incremento del 9% con respecto a 2020.

Este incremento tuvo un principal detonante: la archinombrada crisis de los semiconductores que alarga las listas de espera en los concesionarios y obliga a los compradores a echarle paciencia y asumir que puede que pasen seis meses, o más, para recibir su coche nuevo.

Así las cosas, quienes no han podido o no han querido esperar a que el coche que ansiaban recibiera todos sus componentes y llegara al concesionario han buscado alternativas. Dos son las opciones que han ganado más adeptos: el renting y el mercado de segunda mano.

Ventas usados julio 2021

Estancamiento en 2022

La evolución de las ventas de usados en 2021 muestra que marzo, junio y septiembre registraron picos de ventas. En los tres últimos meses del año, la gráfica vuelve a crecer hasta llegar a un diciembre de 2021 que cierra como el segundo mejor mes, por detrás de enero, con 203.527 unidades vendidas.

A pesar de este incremento anual, el último mes de 2021 marcó el comienzo de la ralentización de las ventas de vehículos usados. De hecho, en diciembre las ventas de coches de segunda mano han subido solo un 0,43 % con 127.152 unidades.

El primer mes de 2022 confirma el estancamiento. El balance de ventas de usados en enero registra una caída del 26% con respecto a enero de 2021.

De nuevo, el bolsillo

La pregunta es: si la situación del mercado no ha variado y los chips siguen escaseando, ¿por qué este descenso?

Pues precisamente la razón es esa, que hay pocos cambios y los vendedores y distribuidores de vehículos usados aprovechan la situación para subir los precios.

Crecen las ventas vehículos de ocasión

Con una industria de semiconductores que no ha recuperado los niveles de producción pre-pandemia, los stocks de los concesionarios se agotan. Sucede lo mismo con los vehículos que las empresas de renting tienen matriculados y que pueden entregar en cuestión de meses.

Con esperas cada vez más largas para la recepción del coche nuevo; los conductores se ven obligados a estirar la vida útil del usado. Esto hace que la oferta en el mercado de ocasión también se vaya reduciendo y si hay menos coches que ofrecer, se pueden vender más caros.

Un informe reciente de Asociación Nacional de Comerciantes de Vehículos (Ancove) calcula que ya en 2021 el precio de los coches de ocasión se encareció más de un 11%. En 2022 los expertos vaticinan que la escalada de precios se mantendrá. Y que las ventas disminuirán de manera proporcional puesto que serán muchos los compradores que preferirán esperar a que las aguas vuelvan a su curso.

Este artículo fue publicado en Autobild por Noelia López.

Y además