Skip to main content

El error de Mazda3 que activa el freno automático sin motivo: llaman a revisión 35.000 coches

Mazda3

Yaiza Portillo

26/12/2019 - 11:14

Cada vez es más seguro y cómodo viajar en coche gracias a los nuevos sistemas de asistencia al conductor que permiten una conducción menos sujeta a los fallos humanos. Los coches ya son capaces de "tomar decisiones" en cuanto al control del vehículo para salvar obstáculos más rápido que el propio conductor, pero un error en la programación puede causar problemas serios, tal y como ha ocurrido con Mazda en su sistema de frenado inteligente.

La compañía ha detectado fallos en el sistema de frenado inteligente en algunos Mazda3. Los vehículos afectados tiene un fallo de software que los puede llevar a clavar el freno de forma inesperada al detectar erróneamente un obstáculo que no existe en su camino, debido a la activación del sistema de frenado automático de emergencia. Mazda ha informado que este error se debe a una programación incorrecta del Sistema de Frenado Inteligente (SBS).

Este problema afecta a más de 35.300 vehículos del año 2019 y del próximo 2020 en el territorio de EEUU, por lo que ya han sido llamados a revisión para corregir el error. La compañía afirma que no tiene conocimiento de ningún accidente causado por este defecto.

El sistema automático de frenado es muy útil para prevenir accidentes o reducir el daño que pueda causar una colisión. Pero su utilidad causa el efecto contrario cuando el vehículo se detiene en una situación que no lo requiera: un fallo de frenado puede aumenta el riesgo de choque con otro vehículo en la parte trasera. Algunos usuarios han informado en Reddit sobre este fallo en sus propios coches.

Los conductores experimentaron que el frenado automático se activó cuando conducían sin ningún obstáculo alrededor. El vehículo avisa con una alarma y aparece un mensaje de advertencia en la pantalla cuando se produce este error. Aunque el sistema de seguridad se puede desactivar, este vuelve a habilitarse automáticamente cada vez que se arranca el coche.

Los propietarios de vehículos con fecha de fabricación reciente necesitarán reemplazar o reprogramar todo su cuadro de instrumentos, ya que en estos vehículos la desactivación manual del sistema de frenado requiere un procedimiento especial, por lo que deben recibir un manual del propietario con el procedimiento revisado; los coches que se estén entregando ahora, por su parte, solo necesitarán actualizar el software. La compañía notificará a los propietarios antes del 17 de febrero, que siguen esperando una solución.