Skip to main content

¿Es el momento de comprar un coche eléctrico o uno híbrido? Esto es lo que deberías tener en cuenta

Coche eléctrico

07/10/2019 - 21:30

Eléctrico o híbrido, ¿qué coche interesa más? Quienes tienen entre sus planes más cercanos comprarse un coche nuevo, y quieren optar por versiones más limpias para beneficiarse de sus ventajas (por ejemplo, poder circular por zonas restringidas al tráfico a los motores de combustión en las principales ciudades del país), es muy posible que se estén planteando la duda de si elegir coche eléctrico o coche híbrido.

Ambos tipos de vehículos son coches electrificados y reducen las emisiones de CO2, pero, obviamente, tienen diferencias. Y estas, claro está, pueden hacer que te interese más el coche eléctrico, o el híbrido.

Para ayudarte en esta decisión, queremos desgranar sus características, y exponer las ventajas y desventajas de cada uno de ellos. La última decisión la tendrás que tomar tú, basándote en el estilo de vida y tipo de conducción que quieres realizar. 

Coches híbridos y coches eléctricos

Antes de empezar a dirimir qué te conviene más, si un coche eléctrico o uno híbrido, vamos a hacer un breve repaso a las características de cada uno.

1. Coche eléctrico

El coche eléctrico de baterías cuenta con un único motor (o motores) que tiene funcionan exclusivamente gracias a la energía eléctrica. Es decir: no lleva ninguna mecánica de combustión interna. Los motores de este tipo de vehículos eléctricos obtienen su energía de las baterías, las que, a su vez, se recargan una vez han visto agotadas sus reservas enchufándose a la red. Algunos ejemplos de coches eléctricos son el BMW i3, el Nissan LEAF, el Renault ZOE o el Tesla Model S, entre otros.

2. Coche híbrido

Los coches híbridos son vehículos electrificados que cuentan con un motor eléctrico y uno de combustión interna, el cual se puede recargar bien enchufándolo a la red eléctrica (con lo que sería un híbrido enchufable), o bien únicamente mediante la energía que se genera en la frenada. La autonomía en modo eléctrico de los híbridos enchufables suele ser mayor.

Ejemplos de híbridos enchufables son, por ejemplo, el Audi A3 Sportback e-tron, BMW i8, el Toyota Prius Plug-in el VW Golf GTE. Por su parte, como ejemplos de híbridos no enchufables tenemos el Toyota C-HR (que también cuenta con versión enchufable) o el Kia Niro (que también tiene versión PHEV), entre otros.

Coche eléctrico

Eléctrico o híbrido, qué coche interesa más

Una vez tenemos clara la diferencia entre coche híbrido y coche eléctrico, llega el momento de saber cuál se va a adaptar mejor a nuestras necesidades. Y, para ello, es importante que analicemos los siguientes puntos: 

1. Tipos de recorrido a realizar.
2. Puntos de recarga disponibles.

Veamos cada uno con detenimiento

1. Tipos de recorrido a realizar

Uno de los factores primordiales a analizar antes de elegir entre un coche eléctrico o híbrido es el tipo de recorrido que vas a hacer en tu día a día; ¿vas a hacer muchos kilómetros urbanos? ¿O sueles recorrer más carreteras y autopistas?

  • Los coches híbridos no enchufables, al recargar la batería eléctrica mediante frenadas, se desenvuelven muy bien en zonas urbanas, donde, gracias a la ayuda del motor eléctrico, ven cómo su consumo de combustible se reduce En autopista, su consumo de combustible suele equipararse al de los coches con motor de combustión. Eso sí, no corren ningún peligro de quedarse tirados en mitad de una autopista si se quedan sin energía, ya que en ese momento pueden moverse gracias al motor de combustión.
  • Los híbridos enchufables son ideales para recorridos urbanos, cortos (los que se realizan para ir al trabajo, por ejemplo) y viajes cortos a velocidad moderada.  Cuando el trayecto se alarga, la batería eléctrica se acaba y esto hace que su consumo de combustible crezca.
  • Esto cambia con el coche eléctrico. En este caso, el tipo de recorrido que vas a realizar es muy importante, porque, al contrario de lo que sucede con los híbridos, los coches eléctricos sí que dependen exclusivamente de la electricidad, con lo que si en mitad de una carretera se quedan sin energía, no podrán seguir circulando. 

Hay modelos, como el Hyundai Kona o el Kia eSoul, que anuncian ya unas autonomías de más de 400 km, lo cual es más que suficiente para el día a día en ciudad, e incluso para viajes cortos (eso sí, exigiría que tengas muy presente dónde habrá un punto de recarga en tu ruta).

2. Puntos de recarga disponibles

Como puedes ver, este punto está muy relacionado con el anterior. Es decir: ¿tienes facilidad para acceder a un punto de recarga para coche eléctrico? ¿Tienes plaza de garaje en la que cargarlo a diario? ¿Cerca de tu trabajo tienes una? 

Si tienes facilidad para recargar un eléctrico, no lo dudes. Pero si la carga mediante enganche a la red no te es sencilla, te vendrá mejor elegir un híbrido.

Ver ahora: