Skip to main content

Tesla está desactivando el piloto automático en los Tesla que se venden de segunda mano, ¿tiene razón?

Tesla Model Y

13/04/2020 - 19:57

Los Tesla que se venden de segunda mano arrastran desde hace tiempo una polémica que no parece que vaya a terminar. Compradores de vehículos Tesla de segunda mano están viendo como Tesla desactiva el piloto automático de forma remota, cuando actualizan el vehículo. ¿Por qué lo hace?

Tal como cuenta la web Jalopnik vía Auto Bild, un comprador de un Tesla Model S de segunda mano estuvo utilizando el Autopilot o piloto automático durante varios días. Pero, tras actualizar el software del coche, comprobó que Tesla había desactivado el Autopilot en modo remoto. Lo más curioso es que tiene derecho legal a hacerlo aunque los nuevos dueños de sus coches de segunda mano no queden muy contentos con la polémica decisión.

[Actualización 20 de abril: Tras hacer pública su queja, el usuario afectado recibió una comunicación de Tesla asegurando que se trataba de un malentendido y que su funcionalidad sería restablecida.]

¿Por qué desactiva Tesla el Autopilot en los vehículos Tesla que se venden de segunda mano? El dueño original pagó por él, y por tanto parece lógico que, si vende el coche, el piloto automático quede asociado al vehículo, que vende a otra persona. Pero no funciona así.

El piloto automático es un software de inteligencia artificial que toma el control del coche en las rectas, controlándolo por completo. Ajusta la velocidad para mantener las distancias, no se sale de las líneas e incluso puede cambiar de carril.

La clave de toda ese polémica es que, según explica la propia Tesla, el autopilot no se considera un equipamiento como pueden ser las llantas, sino un servicio asociado a un usuario. El usuario ha pagado por el servicio, y si deja de usarlo, lo pierde.

El nuevo propietario del vehículo no tiene derecho al Autopilot hasta que lo contrate. En parte es similar a una cuenta de Netflix. Tu pagas por ver Neflix pero si vendes la tele la cuenta sigue siendo tuya, el nuevo dueño de la tele tendrá que contratar Netflix por su cuenta. Y puesto que el Piloto Automático es solo un software, no incluye partes mecánicas (ya vienen de serie). Tesla lo considera un servicio.

Es un tema polémico porque el Autopilot cuesta 6.500 euros, y si los nuevos dueños de un coche usado tienen que pagarlo cuando compran un Tesla, aunque ya lo haya pagado el dueño anterior, eso va a hacer que los vehículos Tesla de segunda mano sean más difíciles de vender.

Además el dueño original tiene un coche que pierde valor al instante si lo vende, porque ha pagado 6.500 euros por el piloto automático y cuando lo venda de segunda mano, no podrá recuperar algo de ese dinero. Directamente, lo pierde.

Mientras, si el coche cambia de manos 3 o 4 veces, Tesla podría ganar dinero 3 o 4 veces por un mismo servicio.

Nuevas reglas de monetización que se usan en algunos mercados tecnológicos como la telefonía o los ordenadores, pero que chocan con las costumbres del mercado de coches. ¿Quién tiene razón?