Skip to main content

Si tienes un coche eléctrico aparcado en el garaje, sigue estos consejos para cuidar la batería

Recarga coche electrico

25/03/2020 - 10:11

A diferencia de los de gasolina, los coches eléctricos son muy problemáticos en caso de que se descargue por completo la batería. A muchos nos ha pasado alguna vez que nos falle la batería del coche y ha bastado con poner un segundo las pinzas para arrancarlo, pero, evidentemente, con los vehículos eléctricos esto cambia totalmente.

Es esencial no dejar que las baterías se descarguen por completo y puede resultar complicado evitarlo durante estas semanas de cuarentena en las que no debemos movernos de casa más que para lo esencial.

En principio, en un mes de cuarentena no debería haber ningún problema respecto a las baterías y lo normal sería que aguantasen este periodo sin que se descargasen. Aunque si tienes el vehículo a mano, puede que sea conveniente actuar para evitar futuros problemas.

Tal como informan en Autocasión, en los coches eléctricos hay dos circuitos: el de baja tensión, que alimenta toda la electrónica del vehículo, y y el de alta tensión, que es el que lo mueve y se encarga de la climatización. 

Es esencial que no se descargue la batería de baja tensión por ser la que alimenta el ordenador que se encarga de controlar la recarga cuando se enchufa el vehículo. Esta batería es de 12 voltios y se recarga automáticamente de la batería de alta tensión, no tiene su propio cargador. 

Lo ideal es que, si tienes el coche eléctrico en tu garaje, lo cargues pero no lo mantengas enchufado de forma constante al cargador y tampoco lo dejes al 100%, sino que generes algo de gasto para que se quede entre el 60% y 90% de carga. Activar el climatizador un rato suele ser un truco rápido para conseguirlo.

Lo aconsejable sería que cada cuatro o cinco días se encendiese un momento el vehículo para activar el sistema y los electrones, pero en caso de que no se pueda, no merece la pena preocuparse durante el primer mes. 

Además, también es recomendable leer las instrucciones o contactar con el fabricante. Muchos suelen tener recomendaciones concretas para el mantenimiento de los modelos en este tipo de situaciones donde pueden pasar semanas antes de mover el coche eléctrico.