Skip to main content

LG V30, primeras impresiones

LG V30, primeras impresiones previas a la review

27/11/2017 - 09:01

Tres meses después de su presentación en la IFA de Berlín aterriza en España el LG V30, el nuevo buque insignia de la marca surcoreana que llega armado hasta los dientes para luchar contra el resto de smartphones de gama alta. En nuestras primeras impresiones con el LG V30 avanzamos algunas conclusiones de la futura review a fondo que publicaremos en los próximos días.

Llega el último pero lo hace con más fuerza que nunca, una confianza imprescindible para pelear contra las auténticas "bestias" presentadas en los últimos meses, desde el Samsung Galaxy Note 8 al iPhone X pasando por el Google Pixel 2 XL, el Huawei Mate 10 o incluso el OnePlus 5T, que ha visto la luz hace solo unos días.

Una espera seguramente demasiado larga para los más entusiastas, aunque de cualquier manera la llegada de este LG V30 a España es una buena noticia porque la anterior generación -V20- ni siquiera pisó nuestro país. De hecho, este LG V30, sirve para presentar en sociedad la serie 'V' de LG, que se introdujo tímidamente hace dos años con un V10 que no obstante tuvo una presencia minoritaria en las tiendas pero que nos dejó muy buen sabor de boca

¿Qué tiene de especial la serie 'V' de LG? Se trata de la línea más innovadora dentro de la división de smartphones de la compañía y, desde su creación, siempre ha tenido un claro enfoque en el apartado multimedia sin dejar atrás el resto de apartados, apostando siempre por unas especificaciones de vértigo que nada tienen que envidiar a los smartphones más icónicos.

Araceli de la Fuente (LG): "Con el LG V30 serás el Amenábar del smartphone"

Corea del Sur, primero, y Estados Unidos más tarde, han sido territorios donde esta familia ha gozado de una gran aceptación. Pero ahora LG quiere ir un paso más allá y universalizar esta línea con el objetivo de posicionarse en el segmento más premium del mercado, en esa categoría donde Apple y Samsung se reparten casi en exclusiva la cuota de mercado en todos los países.

Un diseño elegante y ultrarresistente

¿Cómo pelear contra el iPhone X o el Samsung Galaxy Note 8? En nuestras primeras impresiones con el LG V30 después de una semana con el smartphone nos han quedado unas cuantas cosas claras. Primero que se trata de un smartphone con una estética muy vanguardista gracias a un diseño sin bordes en el que destaca por encima de todo su enorme pantalla OLED de 6 pulgadas.

Se trata de un teléfono mucho más fino y elegante que el LG G6. Desde el primer minuto es evidente que este teléfono juega en las ligas mayores. Y si repasamos los datos nos llevaremos alguna que otra sorpresa: es significativamente más ligero (pesa 158 gramos) que algunos de sus rivales más directos como el Note 8 (195g),  iPhone X (174g), Pixel 2 XL (175g), Mate 10 (186g) o S8 Plus (173g).

Todo esto en un cuerpo metálico que cuenta con cristal Gorilla Glass 5 tanto en su parte delantera como en la trasera, lo que en mano ofrece una experiencia muy similar a la del iPhone X o el Galaxy Note 8. Y ojo porque además de disfrutar del mayor grado de resistencia al polvo y el agua gracias a su certificación IP68 (que no tienen ni el iPhone X ni el Pixel 2 XL ni el Mate 10 ni el OnePlus 5T) presume de contar en su hoja de especifcaciones con el estándar MIL-STD-810G, un test del Departamento de Defensa de los Estados Unidos que pone a prueba la durabilidad los dispositivos con 14 pruebas diferentes que lo certifican como apto para campañas militares.

LG OLED W7, análisis y opinión del mejor TV de LG

Además es el teléfono más fino de todos los anteriormente mencionados (junto al OnePlus 5T) sin necesidad de eliminar el jack para auriculares, algo que es muy importante como veremos más adelante. A primera vista puede confundirse con el Samsung Galaxy S8 Plus, pero en este caso la curvatura de la pantalla en los bordes no llega a fundirse con la parte trasera, algo que para algunos puede ser una ventaja para evitar pulsaciones fantasma y colocar más fácilmente fundas o láminas de cristal templado.

En definitiva en estas primeras impresiones con el LG V30 hemos quedado muy satisfechos a nivel de diseño, por lo que si no hay sorpresas el terminal recibirá una muy buena nota en este apartado: la única pega puede ser la ubicación del lector de huellas en la parte trasera, una cuestión que para algunos es un acierto y para otros un error, pero en cualquier caso su posición es mucho más acertada que en los últimos smartphones de Samsung.

Una gran pantalla OLED, pero no la mejor

Este LG V30 equipa un panel P-OLED de 6 pulgadas con resolución de 2.880 x 1.440 píxeles, lo que quiere decir que tenemos una relación de aspecto de 18:9 sensiblemente más panorámica que los 16:9 que hasta hace muy poco tenían todos los teléfonos móviles. Además ofrece soporte para la tecnología HDR y es compatible con HDR10, aunque curiosamente se deja por el camino la compatibilidad con Dolby Vision que sí tienen tanto su "hermano pequeño", LG G6, como el iPhone X.

¿Es una ventaja tener un móvil con una pantalla OLED? Se ha hablado (y escrito) mucho sobre el tema en los últimos meses. Todo apunta a que la tecnología OLED ha llegado para quedarse tanto al universo de la telefonía móvil como al mundo de los televisores por varias razones: su mayor nivel de contraste, mejores ángulos de visión, la posibilidad de ofrecer negros puros al eliminar la contaminación lumínica o el "adelgazamiento" del grosor de los paneles.

Mentiras y verdades sobre los televisores OLED

La pantalla de este LG V30 es espectacular a la hora de consumir contenidos multimedia, especialmente vídeos como series o películas, por el altísimo nivel de contraste que hace que "vibren" los colores mucho más de lo que estamos acostumbrados a ver en los paneles LCD. Ahora bien, para escribir estas primeras impresiones del LG V30 hemos recibido una unidad de preproducción y no podemos decir que sea la mejor pantalla OLED que hemos visto este año.

Según las pruebas llevadas a cabo en nuestro laboratorio el panel tiende al azul, algo que para la mayoría de los mortales no será evidente pero sí es detectable al compararlo con otro smartphone con un buen panel LCD (como el del LG G6 sin ir más lejos) tanto al mostrar pantallas con mucho blanco (una app en Google Play por ejemplo) en ambientes oscuros o al moverlo y examinar sus ángulos de visión, sobre todo con el brillo por debajo del 30%.

Algo similar sucede con el reparto de iluminación del panel, que es algo irregular bajo ciertas condiciones (de nuevo con un nivel de brillo bajo) respecto a otros móviles que montan paneles OLED. La pregunta, por tanto, parece evidente: ¿tiene el LG V30 un problema importante con su pantalla?

El futuro del OLED: 8K, pantallas flexibles y expansión en móviles

Nuestras primeras impresiones con el LG V30 (insistimos, con una versión de preproducción que no será idéntica a la que llegará a las tiendas) son muy positivas: no hemos detectado ni problemas de quemado ni grandes aberraciones de color: simplemente pierde en la comparativa ante los mejores paneles OLED del año al tener un calibrado menos conseguido respecto al iPhone X o el Note 8. 

En el día a día vamos a disfrutar de una enorme pantalla OLED que ofrece un altísimo nivel de contraste (41.052:1) en el modo orientado al comsumo multimedia que cubre el 140% del espacio de color sRGB, un valor que se sitúa a la par que el Galaxy Note 8 y que le sitúa por derecho propio entre los mejores del año como veremos más detenidamente en nuestro análisis del LG V30.

Rendimiento de primerísimo nivel

En esta primera semana con el LG V30 ya hemos podido comprobar su enorme poderío en términos de rendimiento. No en vano está equipado con el procesador más potente fabricado hasta ahora por Qualcomm, el Snapdragon 835, que está acompañado por 4 GB de memoria RAM (LPDDR4x) y 64 GB de almacenamiento interno (UFS 2.1).

Su fluidez es sobresaliente en todos los escenarios, estando varios escalones por encima del LG G6 (que montaba un procesador Snapdragon 821) y a la par que sus principales rivales dentro del ecosistema Android. En los benchmarks y pruebas de rendimiento por supuesto no desentona, lo mismo que sucede al abrir videojuegos con gráficos muy exigentes. Hay que tener en cuenta, además, que es compatible con Daydream, el entorno de realidad virtual de Google.

El lector de huellas dactilares está incrustado en el botón de la parte trasera. Para desbloquear el teléfono no hay que pulsarlo: basta con colocar el dedo en el círculo y el dispositivo lo reconocerá con una efectividad y velocidad sobresaliente, al nivel de los mejores gama alta.

Una cámara de fotos distinta al resto

La cámara del LG V30 es otro de sus puntos fuertes, aunque aquí la comparativa con los rivales es algo más complicada porque la compañía surcoreana apuesta por un enfoque diferente al resto, menos enfocado en el bokeh y más orientado a conseguir fotografías distintas al del resto de móviles.

Pasa el ratón por encima de la imagen para ver las diferencias

Pasa el ratón por encima de la imagen para ver las diferencias

Pasa el ratón por encima de la imagen para ver las diferencias

Pasa el ratón por encima de la imagen para ver las diferencias

Hablamos por supuesto del sistema dual con gran angular, que ofrece muchísimo juego en el día a día, pero en esta ocasión tenemos que destacar además varios conceptos. Primero que la cámara principal está equipada con lentes Crystal Clear, alcanzando una amplísima apertura focal (f/1.6) que no tiene ninguno de sus competidores. 

En la review del LG V30 hablaremos además de algunas funciones exclusivas a las que se puede sacar mucho partido como Graphy, que permite tomar los parámetros de iluminación, exposición o enfoque de una serie de fotografías de referencia para nuestra próxima fotografía.

Sin embargo donde destaca especialmente la cámara del LG V30 es en la grabación de vídeo. Contamos con un zoom selectivo con el que podemos acercar o alejar la parte de la escena que nosotros queramos, sin que obligatoriamente sea la parte central, lo que dispara las posibilidades.

Además contamos con un modo con 15 efectos de cine que realiza diferentes configuraciones de color para dar una estética a nuestros vídeos similares a películas cine negro, comedia romántica, pop-art... Quizás parezcan simples anécdotas, pero en la práctica ofrecen una gran versatilidad a los creadores de contenidos, y son funciones que seguro veremos a medio plazo en terminales de la competencia.

Como Cine Log, una función de post-edición que incorpora la curva gamma en la grabación de las imágenes para una mayor riqueza cromática y que es otra de las joyas de este smartphone.

El mejor móvil para escuchar música

Para los enamorados de la música como el que suscribe estas líneas no hay duda: en estas primeras impresiones con el LG V30 hemos llegado ya a la conclusión de que es el mejor smartphone para escuchar música. Entraremos a fondo en esta cuestión en la futura review del V30, pero por el momento os podemos adelantar que su Quad-DAC de 32 bits (SABRE ES9218P) es una auténtica delicia, ofreciendo un sonido potente, claro y nítido si utilizamos unos buenos auriculares.

Entre las novedades del LG V30 a nivel de audio respecto a sus predecesores destaca la incorporación de filtros de sonido digitales y varios modos de preselección de sonido que colorean el sonido a nuestro gusto para una escucha totalmente personalizada.

Este tipo de filtros digitales habitualmente solo están disponibles en dispositivos de alta fidelidad (hablamos de miles de euros): sirven para ajustar el perfil de sonido modificando la respuesta de impulso pre y post-tono.

Además contamos con varios presets de ecualización que también nos sirven para ajustar el sonido a lo que buscamos, ya que no siempre vamos a reproducir el mismo tipo de música y, por ejemplo, en momentos determinados querremos reforzar el peso de los graves y en otros subrayar el sonido acústico de un directo.

Primeras impresiones muy prometedoras

Después de una semana con el LG V30 nuestras primeras impresiones son más que positivas. Se trata de un smartphone que destaca por encima del resto en algunos apartados, sobre todo enfocados al consumo multimedia, como la reproducción de música o la grabación de vídeo, sin descuidar apartados como el diseño o rendimiento donde también llega al sobresaliente.

En el futuro análisis del LG V30 hablaremos (más) a fondo de la pantalla OLED, comparando su rendimiento respecto a la de sus principales rivales, al igual que haremos con la cámara de fotos. Por el momento queda claro que estamos ante el mejor móvil fabricado por LG y que se mete de lleno en la pelea por el mejor smartphone Android de 2017 gracias a algunas características exclusivas.

Tampoco hablamos, eso sí, de un móvil perfecto. LG se ha dejado por el camino algunas características respecto al G6 (soporte a Dolby Vision fundamentalmente) o el V20 (que tenía batería extraíble), además de no ser un dispositivo Dual SIM, carecer de altavoces estéreo y, según nuestras primeras pruebas, su cámara queda ligeramente por debajo de las que tienen el iPhone X, Note 8 o Pixel 2 XL.

Saldremos de dudas en breve, en todo caso antes de que el LG V30 se ponga a la venta en España. Eso está previsto que suceda el próximo 15 de diciembre, cuando llegará a las tiendas por un precio de 899 euros.

Ver ahora: