¿Qué son las tarjetas SIM y cómo funcionan?

Tarjetas SIM

Los fabricantes de teléfonos móviles se basan en formatos de tarjetas SIM cada vez más pequeños, ya que estas tarjetas de tamaño más reducido hacen posible  dispositivos más finos y ayudan a ahorrar espacio en la carcasa de los teléfonos. Así, el espacio sobrante puede ser utilizado para otros componentes como, por ejemplo, para una batería más grande.

La tarjeta Mini SIM

La tarjeta mini SIM, o también llamada tarjeta SIM clásica, fue durante muchos años el tamaño más común utilizado en todos los teléfonos. Con unas dimensiones de 25 x 15 x 0,76 mm todavía cabe en muchos dispositivos antiguos y en los modelos más económicos.

La tarjeta Micro SIM
La tarjeta micro SIM (15 x 12 x 0,76 mm) es una versión más pequeña de la tarjeta mini SIM. Este formato fue utilizado por primera vez en el iPhone 4 y el iPad, todo ello en el año 2010.

La tarjeta Nano SIM
La tarjeta nano SIM es actualmente, con sus 12,3 x 8,8 x 0,67 milímetros, el formato más pequeño y delgado. Hoy en día solo Apple utiliza las tarjetas Nano SIM en las distintas versiones del iPhone 5, así como en el iPad Air y en el iPad Mini.

Tarjetas Tamaños

¿Qué son las tarjetas Multi SIM y Dual SIM?

Quien desee utilizar múltiples teléfonos con el mismo número, debe pedir a su operador de red móvil otras tarjetas SIM, llamadas multi SIM.

En los teléfonos móviles dual SIM se pueden usar dos tarjetas SIM. De esta manera, se puede contactar con el propietario desde dos números distintos.

Los 10 mejores móviles Dual SIM

¿Qué es exactamente eso que hace mejor a las nuevas tarjetas SIM?

En algunos teléfonos todavía hay tarjetas SIM con más de diez años. Desventajas: la encriptación puede romperse fácilmente y así controlar el teléfono desde el exterior. Además, las tarjetas SIM antiguas necesitan 3 ó 5 voltios y las nuevas solo 1,8 (esto puede tener un efecto positivo en la duración). Además, las tarjetas SIM antiguas ofrecen menos espacio para los contactos y los SMS.

La tarjeta Micro SIM casera

Quien no tenga miedo a usar las tijeras, puede recortar la antigua tarjeta SIM, eso sí, con mucho cuidado. Cada vez más fabricantes de smartphones utilizan tarjetas micro SIM para ahorrar espacio. Cuando se cambia el dispositivo, es probable que también haya que cambiar la tarjeta antigua, lo que nos costará un dinero. Una alternativa es transformar la tarjeta mini SIM en una micro SIM. Quien se ajuste correctamente a las dimensiones y no estropee el chip dorado, podrá ahorrarse unos cuantos euros. Quien la haya cortado mal, todavía podrá solicitar una nueva tarjeta micro SIM. Si buscas en Internet los términos “plantilla cortar SIM” podrás encontrar información e instrucciones. Eso sí, si tienes dudas del proceso, mejor no llevarlo a cabo.

Tamaños

Las cifras

En 1991 un fabricante alemán proporciona la primera tarjeta SIM. Las tarjetas SIM actuales tienen, por lo general,  una capacidad de 64 Kilobytes, aunque en breve serán de hasta 64 Gigabytes.