Banshee: un iTunes, y mucho más aún, para tu sistema Linux

Todo lo que te ofrece iTunes, y mucho más, en tu sistema Linux

Banshee puede hacerte olvidar iTunes en cuestión de minutos y convertirse en tu reproductor y gestor de contenido multimedia de cabecera. Como ya hemos demostrado ofreciéndote alternativas sólidas y gratuitas a programas comerciales como 3D Studio (Blender), Adobe Lightroom (Darktable) o Adobe Premiere (Kdenlive), ningún usuario de Linux debe renunciar a nada: siempre hay software de calidad, gratuito y de código abierto para cualquier necesidad.

Tras el correspondiente arranque, Banshee ofrece una interfaz bastante similar a la de iTunes. Es más, no hace falta buscar mucho para localizar rápidamente las principales funciones a las que cualquier usuario de iTunes está acostumbrado: listas de reproducción inteligentes, añadir contenido a la biblioteca, modos de reproducción, etc. El período de adaptación es nulo o muy escaso e incluso Banshee incluye una opción para importar tu biblioteca desde iTunes u otros reproductores como Amarok o Rythmbox

La interfaz de Banshee es similar a la del iTunes de Apple

Otra funcionalidad de Banshee es la de sincronizar su contenido con el de buena parte de los reproductores portátiles del mercado, entre ellos los iPod e iPhone. Por tanto, no necesitas renunciar a compartir entre uno y otro dispositivo o plataforma tu música, tus vídeos, podcast o audiolibros. Y, por suerte, Banshee aún ofrece más cosas. Integra servicios como la tienda Amazon MP3, Last.fm o el directorio de podcast Miro como fuentes de contenido. Y también complementa tu música con información extra opcional, como letras o datos de Wikipedia sobre el artista que está sonando e incluso vídeos de YouTube.

Puedes personalizar la experiencia de uso aún más. Mediante un buen número de extensiones, Banshee te permite añadir servicios como Jamendo o Live Radio y toda clase de utilidades y complementos que van desde un Karaoke a un clon de CoverFlow

El desarrollo de Banshee es muy activo, con más de 155 desarrolladores dedicando su tiempo al programa, decenas de traductores, artistas y voluntarios que, como es habitual en el software libre, ofrecen su talento de forma altruista para que se beneficie una gran comunidad de usuarios. La última versión, 2.6.2, tan sólo lleva unas semanas colgada.

Banshee está disponible para instalarse fácilmente en distros de Linux como Debian, Ubuntu, Fedora, OpenSUSE, Mandriva y otras. Hay versiones para MacOS y Windows, pero son proyectos a medias y, mientras que la de Mac es una versión beta a la que le falta soporte para vídeo y CD, la de Windows es una versión alpha con muchos errores reconocidos.