China veta a los antivirus de Kaspersky y Symantec

China veta los antivirus de Kaspersky y Symantec en los ordenadores y empresas gubernamentales.

La Guerra Fría tecnológica entre China y Estados Unidos continúa su escalada, con consecuencias imprevisibles.

El término Guerra Fría es sólo retórica nostálgica de los tiempos de la URSS, porque es una guerra cibernética en toda regla, con continuos ataques hacker llevados a cabo por ambos bandos que se producen casi cada minuto, tal como puedes ver en este mapa de ataques hacker en tiempo real.

China lleva un par de años intentando reducir su dependencia tecnológica extranjera, especialmente de Estados Unidos, y el espionaje masivo de la NSA le está sirviendo como excusa para vetar a las empresas extranjeras de los ordenadores y páginas webs asociadas a las empresas estatales.

El pasado mes de mayo, el gobierno chino anunció que dejaba de usar Windows 8 en los equipos oficiales, alegando que Microsoft no era una empresa fiable, al terminar el soporte de Windows XP. Y además, quería usar software de bajo precio.

También pidió a los bancos del país que dejasen de utilizar servidores de IBM, pues podrían ser usados por el gobierno norteamericano para espiarles.

Hoy, a través de un tuit emitido desde la cuenta de Twitter del periódico oficial China People's Daily, que nos llega vía The Inquirer, el Gobierno chino anuncia que va a vetar a Symantec y Kaspersky en todos los ordenadores estatales:

Symantec es una compañía americana afincada en Mountain View, muy cerca de la sede central de Google, famosa por sus antivirus Norton, así como otros productos de seguridad.

Pero el veto no se centra sólo en empresas estadounidenses. Kaspersky, de origen ruso, uno de los líderes mundiales en software de protección, tampoco podrá suministrar programas a empresas estatales chinas.

El mismo tuit asegura que las cinco empresas de seguridad aprobadas por el gobierno, son chinas. A partir de ahora se ocuparán de proteger los millones de ordenadores de las incontables agencias y empresas estatales.

"Estamos investigando y manteniendo conversaciones con las autoridades chinas sobre el tema en cuestión", afirma un portavoz de Kaspersky. "Aún es muy pronto para ofrecer detalles adicionales".

Es casi imposible que el gobierno chino de marcha atrás, pues se trata de una decisión política, no técnica.

Hay que aclarar que los productos de Symantec y Kaspersky se seguirán vendiendo en China, sólo han sido vetados en las empresas estatales. Pero, ¿qué empresa privada china se atreverá a contratar algo que ha vetado el propio gobierno?