Skip to main content

El fundador de Google también teme a la Inteligencia Artificial

El fundador de Google también teme a la Inteligencia Artificial

29/04/2018 - 17:55

Algunas de las mentes más inteligentes de nuestro tiempo, desde el añorado Stephen Hawking a Bill Gates o Elon Musk, nos han advertido sobre los peligros de la Inteligencia Artificial (IA).

Otros, como Mark Zuckerberg, se han posicionado en el bando contrario, afirmando que son exageraciones... Hasta que el escándalo de Cambridge Analytica nos ha permitido ver por qué: la IA es una gran oportunidad de negocio para las empresas que viven del espionaje de datos masivos.

Hoy otra personalidad de referencia, Sergey Brin, se une al bando de los que advierten del peligro de la Inteligencia Artificial. Fundador de Google junto con Larry Page, Sergey Brin ha escrito una carta a los inversores de Alphabet, la compañía madre de Google, de la que es presidente, avisando de estos peligros.

La opinión de Sergey Brin tiene un valor añadido porque su compañía Alphabet es una de las empresas punteras que más está aportando al desarrollo de la Inteligencia artificial. Alphabet, a través de Google, utiliza la IA para analizar las imágenes de Google Fotos, traducir más de 100 idiomas con Google Translate, conducir los coches inteligentes de Google, e incluso analizar imágenes de los drones militares, en labores de videovigilancia.

Google lanza el nuevo diseño de Gmail: así puedes activarlo

La carta comienza citando unas míticas líneas de la clásica novela de Charles Dickens, Historia de Dos Ciudades: "Era el mejor de los tiempos, era el peor de los tiempos". Una frase que, en opinión de Sergey Brin, define a la perfección cómo nos afecta la Inteligencia Artificial.

Para el cofundador de Google la IA nos apartará muchas cosas, hasta el punto de que ya no hay vuelta atrás. Pero al mismo tiempo pone sobre la mesa nuevos problemas que hay que encarar. "La Inteligencia Artificial es el mayor avance en computación que he visto en toda mi vida", cuenta Brin en la carta. "Cuando fundamos Google en 1998, solo era una nota a pie de página en la informática".

Sergey Brin afirma que todos los meses desarrollan en Alphabet nuevos avances en el software de inteligencia artificial, que generan nuevas preguntas: cómo esa IA puede imponerse a los humanos, cómo se pueden crear algoritmos indistinguibles de una conversación con un humano, cómo se destruyen puestos de trabajo, y el peligro de usar la IA para manipular políticamente a las personas (en referencia a lo ocurrido con la interferencia rusa en las últimas elecciones americanas).

La receta para combatir estos problemas, según Sergey Brin es "profunda responsabilidad, cuidado y humildad".

Cualidades que, por desgracia, no suelen adornar a los políticos ni a los CEOs de las grandes compañías tecnológicas de nuestros días. Mal pintan las cosas, amigo Sergey...

[Fuente: The Verge]

Ver ahora:

Te recomendamos