El paraíso de los hackers es un remoto pueblo en Rumanía

Hackerville rumania

El cibercrimen es un problema que puede afectar a cualquier internauta. Puede presentarse en infinidad de formatos y llegar a través de distintas vías, pero el objetivo suele ser siempre el mismo: quedarse con nuestro dinero. Lo que no sabíamos es que gran parte de ese dinero va a parar a Râmnicu Vâlcea, un remoto pueblo en el centro de Rumanía.

Ni siquiera sus propios habitantes tienen claro cómo este municipio de la provincia de Oltenia se ha convertido en la capital mundial del cibercrimen, pero Râmnicu Vâlcea ya ha sido bautizada con el ingenioso sobrenombre de Hackerville o Ciudad de los Hackers.

Situado a tres horas de Bucarest, Râmnicu Vâlcea es un pueblo de alrededor de 120.000 habitantes, muchos de los cuales se ganan la vida con estafas online de todo tipo. Y parece que la cosa les va bien, porque las calles de esta región están plagadas de coches de alta gama conducidos por jóvenes de poco más de 20 años.

Se cree que todo comenzó tras la revolución de 1989 que desembocó en la ejecución del entonces Presidente de la República, Nicolae Ceauşescu. Rumanía pasó a ser una economía de mercado y sus habitantes tuvieron acceso a equipamiento informático. Hoy en día, la mayoría de sus habitantes se dedica completa o parcialmente al scam, aunque sólo algunos de ellos pueden ser considerados hackers. A pesar de todo, la ciudad ya recibe el apodo de Hackerville y está en el punto de mira del FBI, mientras las autoridades locales miran hacia otro lado. 

¿Qué es ransomware?

Las primeras estafas eran bastante rudimentarias, pero con los años han ido perfeccionando la técnica y hoy en día tienen un elaborado sistema para engañar a los posibles compradores. Ahora crean escenarios mucho más complejos y hasta tienen “mulas” que se encargan de recoger el dinero en Estados Unidos y después lo envían a Rumanía para así no levantar sospechas.

Mr Robot, la serie sobre hackers de la que todos hablan

Lo cierto es que el cibercrimen ha ingresado millones en la Ciudad de los Hackers o Hackerville, y esto ha permitido construir nuevos bloques de apartamentos, centros comerciales y hasta clubs nocturnos. Las principales plataformas para desplegar el scam son sitios de subastas como eBay o Craiglist, en los que se colocan anuncios falsos de venta de vehículos y todo tipo de reclamos para tratar de hacerse con el dinero de las víctimas.

Fuente: Wired