Windows 10 RT podría ser, aún con todo, una realidad

Rumores sobre una actualización de Windows 10 RT

Windows RT fue un proyecto de Microsoft que buscaba ofrecer una alternativa a Windows para dispositivos como, por ejemplo, las tabletas. Lo incorporaba nada menos que la Microsoft Surface 2 (la Surface Pro 2 se libró por poco), y prácticamente de la noche a la mañana Microsoft anunció que abandonaba Windows 8.1 RT. Ahora, los rumores señalan que podría haber una actualización de Windows 10 RT en el horizonte.

Puede que la filtración vaya en contra de todo sentido común, pero la realidad es que la herramienta de seguridad de Device Guard, incorporada en Windows 10, menciona específicamente en su lista de sistemas operativos compatibles la versión de "Windows 10 RT". Errata o no, la polémica está servida.

Actualizar a Windows 10, ¿merece la pena?

De ser finalmente cierta esta información, la versión de Windows 10 RT haría posible que dispositivos con procesadores ARM pudieran incorporar una versión adaptada del sistema operativo de Microsoft. Terminales con precios relativamente asequibles en el mercado, como las tabletas de gama media-baja o los propios Chromebook, serían los grandes beneficiados de esta hipotética versión.

Pero, por otra parte, también resulta razonable pensar que, ahora mismo, Windows 10 RT ni está ni se le espera en un futuro cercano. Windows 10 ha llegado con la premisa de unificar los dispositivos que funcionan bajo el sistema operativo de Microsoft, y en la actualidad podemos comprobar que tanto ordenadores de torre como portátiles, junto con terminales móviles como el Microsoft Lumia 950 o la Microsoft Surface Pro 4, comparten en buena medida el mismo sistema operativo (y de no ser así, ahí está Continuum para solucionarlo).

La mención a la supuesta versión de Windows 10 RT

De ser finalmente cierta esta información, esperamos que Windows 10 RT no herede las limitaciones que supusieron las anteriores versiones de esta plataforma. La compatibilidad exclusiva con aplicaciones de la Windows Store, el limitado escritorio y los bloqueos de instalaciones de aplicaciones externas fueron, en gran medida, los motivos del poco éxito cosechado por Windows RT.

[Fuente: Petri.com, vía: WindowsReport.com]