Skip to main content

Apple quiere que su Face ID se expanda de los iPhone al MacBook y el iMac

patente Apple

26/03/2020 - 13:20

Los sistemas biométricos van llegando a todos y cada uno de los dispositivos fabricados por Apple. Al igual que ya hiciera el Touch ID o lector de huellas, ahora le toca el turno al Face ID que, además de proteger los iPhone, estará en el futuro en los ordenadores de Apple

Una patente detalla con todo lujo de detalle cómo funcionaría este sistema de reconocimiento facial en los MacBook o iMac. "Al realizar estas funciones complejas, estos dispositivos informáticos pueden recopilar y / o almacenar datos confidenciales asociados con estos usuarios" explica la compañía en la patente.

La seguridad es el principal objetivo de este sistema biométrico, uno de los más avanzados del mercado y que sólo se puede encontrar en todos los iPhone que ha presentado la marca desde la llegada del iPhone X en 2017. 

¿Por qué es de los mejores sistemas? El Face ID no se basa únicamente de una cámara que tome la foto de nuestra cara y un sistema de inteligencia artificial que analiza el rostro. Su método se basa en la tecnología TrueDepth, que cuenta con la ayuda de una cámara de infrarrojos, un iluminador IR y un proyector de puntos.

El proyector de puntos emite un haz de luz que refleja 30.000 puntos en tu rostro, invisibles para el ojo humano, pero que son captados por la cámara de infrarrojos. Después, el iluminador de infrarrojos permite que esta tecnología funcione incluso a oscuras.

Un algoritmo neuronal de inteligencia artificial, ayudado por los procesadores A11, A12 y A13 Bionic del iPhone, genera una imagen 3D del rostro que registra formas, volúmenes, trazos en la piel, y otros datos biométricos. Este mapa de tu rostro se almacena, encriptado, en un enclave seguro del hardware del iPhone X, no se envía a través de Internet ni se procesa en la nube, para consultarlo cada vez que intentemos desbloquear el teléfono. 

Algunas apps importantes se verán mal en el iPhone X

Según se indica en la patente el sistema sería el mismo y se integraría todo junto en un notch muy similar al que hemos visto estos últimos años en los teléfonos de Apple. Encima de la pantalla de los portátiles y ordenadores de mesa se colocaría ese notch con forma rectangular con todos los sensores y cámaras para reconocer nuestra cara y así proteger cualquier dato confidencial. 

Ante este nuevo paso se les presenta un nuevo reto, no es lo mismo el grosor de un iPhone que el de la pantalla de un MacBook: "debido a la cantidad de espacio limitado disponible con cavidades internas de estos dispositivos informáticos, estos esquemas de autenticación deberían ser compactos (o tener perfiles delgados) sin sacrificar la precisión del reconocimiento del usuario" se explica en la patente. 

Al ser una patente no hay confirmación de que la empresa ya lo esté aplicando en sus futuros productos, ni si hay fecha para ver un nuevo MacBook Pro con Face ID. Tendremos que esperar a conocer más detalles y saber si el proyecto ha tenido éxito o si se va a quedar en un cajón.