Skip to main content

Este brazo pizzero es capaz de preparar 300 pizzas perfectas a la hora

Picnic, el robot pizzero

13/01/2020 - 17:44

Picnic, una startup con sede en Seattle (Washington, Estados Unidos), ha desarrollado un robot pizzero capaz de hacer 300 pizzas perfectas cada hora. La compañía ha puesto a prueba en sistema en el Centro de Convenciones de Las Vegas, y los asistentes al CES 2020 han podido degustar sus preparaciones.

El debate acerca de las consecuencias de la automatización para el mercado laboral se ha avivado en los últimos años, y son muchos los que temen que los robots van a asumir algunos de los trabajos que a día de hoy desempeñan los seres humanos. Sin ir más lejos, según los datos de la OCDE, más de 4 millones de españoles tienen más de un 70% de posibilidades de perder su empleo en los próximos años por culpa de la automatización.

Con robots como el que ha desarrollado Picnic, el trabajo en las pizzerías podría ser uno de estos empleos amenazados por la automatización. Se trata de un sistema modular que es capaz de preparar hasta 180 pizzas de 45 cm de diámetro o hasta 300 pizzas de 30 cm de diámetro en una hora, con cualquier tipo de ingredientes y de manera secuencial. En el siguiente vídeo puedes ver cómo funciona.

De acuerdo con Picnic, las claves de su sistema residen en que se trata de un robot compacto, de manera que no es necesario instalar brazos robóticos de grandes dimensiones; es modular y configurable, lo que hace que resulte flexible para una amplia gama de formatos de cocina estacional y móvil; y se puede adaptar a cualquier tipo de ingrediente, por lo que es posible ajustar las características de las pizzas a gusto del consumidor.

"Estamos definiendo el nuevo estándar para la preparación de alimentos y ofrecemos la única plataforma de automatización de pizza que admite la personalización masiva", asegura Clayton Wood, CEO de la compañía. "Picnic permite a los operadores de servicios de alimentos eliminar muchos puntos débiles actuales y abordar los gustos cambiantes de los consumidores".

El robot pizzero de Picnic puede resultar atractivo en determinados entornos y circunstancias, pero tal y como apuntan los usuarios de Twitter, este sistema automatizado no es capaz de reproducir el toque personal de una pizza artesana. Además, también precisa que los operarios humanos elaboren la masa e introduzcan los ingredientes.