Skip to main content

El dron que limpia los molinos de viento a 50 metros de altura

Dron limpiador

Aerones

16/08/2019 - 19:25

Los molinos de viento son cada vez más altos, y más grandes. Algunos superan los 100 metros de altura y sus aspas miden más de 30 metros. Quizá parezca una frivolidad limpiarlos, pero es importante cuando acumulan suciedad, hielo, insectos, excrementos de pájaro, etc. Esto añade peso y fricción a las aspas, lo que reduce su rendimiento hasta un 20%. ¿Pero cómo limpias un molino cuyas aspas se supenden a 30 o 40 metros de altura? Por supuesto, utilizando un dron que limpia molinos de viento...

No se trata de coger un dron de los que venden en Amazon, ponerle un brazo con una esponja, y subirlo hasta las aspas del molino. No conseguirás ni quitarle el polvo... Es necesario utilizar un potente chorro de agua a alta presión, para que desprenda la suciedad, insectos, hielo, etc. ¿Y cómo subes una manguera de agua a 50 metros de altura? Para eso necesitas un dron que pueda transportar una gran cantidad de peso, como los drones de la compañía estona Aerones.

Los drones Aerones son capaces de levantar hasta 200 kilos de peso, así que pueden subir una manguera hasta las aspas de un molino de hasta 350 metros de altura, para realizar una limpieza en profundidad. Puedes verlo en este vídeo:

Puesto que son capaces de subir tanto peso, estos drones con hasta 28 propulsores no usan batería, sino que están conectados directamente a la corriente eléctrica, mediante un largo cable. Esto les permite acumular más potencia para levantar una manguera de hasta 350 metros de largo.

El dron es controlado por un operario mediante control remoto, no es autónomo.

Se pueden instalar diferentes artilugios de limpieza en el brazo, y lanzar agua u otro líquido a diferentes presiones, entre 10 y 500 bares. También pueden pintar, e incluso hacer taladros y colocar tornillos en las aspas.

Los drones de Aerones ya llevan a cabo la limpieza de molinos de viento en Estonia. Además limpian los cristales de los rascacielos, y gracias a su capacidad para levantar 200 Kilos, tienen el récord del primer salto en paracaídas desde un dron.