Skip to main content

Google ya no cederá (tanto) lo que escucha en tu casa su altavoz inteligente

Google Home Mini

23/09/2019 - 11:08

Google da un paso atrás, pequeño, pero importante. El gigante de Mountain View quiere que sus clientes confíen en sus altavoces inteligentes y su asistente virtual, por lo que ha prometido hacer más seguro y privado este sistema ante las últimas críticas

Tanto Google como Amazon y Apple han tenido un verano complicado en el que sus altavoces inteligentes se han encontrado en el punto de mira. Todos han sido acusados de espiar a sus clientes, grabando las conversaciones que estos tienen en la intimidad de sus casas y transcribiendo estas conversaciones para nutrir al sistema de machine learning de sus asistentes

Las compañías han tenido que reconocer esta escucha y la falta de información que tenían los consumidores al respecto, especialmente en lo referido a la forma que tienen las grandes empresas de sub-contratar la revisión de estos ficheros de audio a empresas externas. Todas han pedido perdón, Google en concreto ha cancelado ese proyecto de transcripción hasta encontrar una solución y ahora propone una serie de medidas para recuperar la confianza de los clientes de Google Assistant.

Los de Google prometen reducir de manera significativa la cantidad de audios que serán almacenados. Además, volverá a solicitar a todos los usuarios que reafirmen si quieren colaborar con este proyecto e indicará de manera más clara que esas grabaciones acabarán en manos de otras personas que se encargarán de transcribirlas y supervisar el sistema.

Por otro lado, la compañía está estudiando un nuevo método para activar el asistente por voz. Ahora es necesario decir "Ok Google" para que se active y registre nuestras órdenes. La idea podría pasar por exigir una dicción más clara de esa clave para que no se confunda con otras palabras similares y así reducir los fallos constantes que tienen estos altavoces. Aunque también estarían pensando en cambiarlo por alguna clave más complicada que se confunda con menos facilidad.

Google mantiene su defensa en la idea de que sus grabaciones de voz las habilitaron los usuarios al aceptar las condiciones de uso del servicio y que éstas estaban disociadas de las cuentas de los usuarios cuando llegaban a manos de los empleados que debía transcribirlas. Sin embargo, la Unión Europea no está tan de acuerdo con esto y ha abierto una investigación para determinar si la compañía infringió la normativa europea

No todas han reaccionado como Google que mantiene bloqueada esta opción por el momento. Amazon, por ejemplo, agregó controles de privacidad más claros dentro de la aplicación Alexa e hizo posible pedirle que elimine sus datos. Apple, por otro lado, emitió una disculpa y actualizó su política para fortalecer los controles y evitar que contratistas externos escuchen los audios.

No han dejado claro cuando entrarán en vigor las nuevas medidas presentadas por Google, parece que algunas están a punto de llegar, pero puede que no sean suficientes para frenar la investigación de la Unión Europea.

Ver ahora: