Skip to main content

La impresora 3D más rápida del mundo imprime la figura de una persona a tamaño real en apenas dos horas

Impresora 3D

26/10/2019 - 07:15

Hoy en día se puede comprar una impresora 3D por poco más de 150 euros. Imprimen con una sorprendente definición y precisión, pero son extremadamente lentas. Un objeto de apenas 10 centímetros puede tardar 6 o 7 horas. Por supuesto, existen impresoras profesionales que son más rápidas, pero aún así cualquier objeto poco más grande que la mano, requiere unas cuantas horas. Esto podría cambiar en poco más de un año, cuando se ponga a la venta HARP, la impresora 3D más rápida del mundo.

HARP es un nuevo tipo de impresora 3D desarrollada por la Universidad Northwestern, en Illinois (Estados Unidos). Tiene una cama, es decir, una base de impresión, de 23 centímetros cuadrados, y es capaz de imprimir objetos de hasta 4 metros de altura.

Pero lo que más impresiona es su velocidad de impresión: medio metro por hora. Es decir, es capaz de imprimir la estatua de una persona, a tamaño real, en apenas un par de horas, sin perder precisión. Esto es varias docenas de veces más rápido que las impresoras comerciales estándares.

Impresora 3D Comgrow Creality 3D Ender 3

Impresora 3D Comgrow Creality 3D Ender 3

La impresora 3D Comgrow Creality 3D Ender 3 es una de las más asequibles y mejor valoradas de Amazon. Es una impresora 3D DIY con una superficie de impresión de 220 x 220 x 250 mm. Solo necesita 5 minutos de calentamiento, y es capaz de reanudar la impresión cuando se detiene.

Para conseguir este resultado, la impresora HARP ha tenido que superar la principal limitación de las impresoras 3D: como más rápidas son más calor generan, y eso rompe la resina cuando se imprime.

HARP emplea un nuevo método de estereolitografía. Utiliza una resina líquida que se solidifica por medio de rayos ultravioleta. Aún así sigue generando mucho calor al imprimir tan rápido, por eso emplea una nueva tecnología que consiste en insuflar una especie de teflón líquido sobre la base de impresión. Este material absorbe el calor y lo expulsa por otro conducto de la impresora. El resultado es que la impresora HARP imprime en 3D más rápido que nadie, y el objeto impreso no se parte ni se deforma por el calor.

Otra ventaja muy importante de esta nueva tecnología es que la resina no se pega a la cama ni deja restos cuando se gira la base o cambia de dirección a la hora de imprimir. Al contrario que la mayoría de las impresora 3D, no es necesario separar o lijar el objeto impreso al terminar, pues el acabado es prácticamente perfecto.

Según sus creadores, con la impresora HARP se podrá imprimir a la máxima velocidad, tanto objetos grandes como pequeños objetos en serie, sin necesidad de un posterior trabajo de pulido.

Si todo va según lo previsto, se pondrá a la venta a nivel comercial en un plazo de 18 meses. Aunque aún no sabemos un dato importante: su precio.

Más:

#ciencia