Skip to main content

Pediatric HAL, el inquietante e hiperrealista robot que sangra y llora, para practicar medicina

Pediatric HAL

09/10/2019 - 22:31

Todos los estudios de formación y todas las profesiones exigen un período de práctica. Si eres peluquero o carpintero no importa si le cortas mal el flequillo a alguien o rompes algunas mesas, para eso practicas. Pero si eres un estudiante de medicina no puedes equivocarte cuando curas las heridas a un paciente, por muy novato que seas. Por eso empresas como Gaumard se dedican a fabricar robots para que los médicos y estudiantes de medicina practiquen actuaciones reales sin riesgo a dañar a una persona.

Gaumard ha presentando recientemente a Pediatric HAL, un hiperrealista e inquietante robot con sentimientos que habla, sangra, llora, y puede expresar todo tipo de emociones.

El robot es tan realista, incrementado por el hecho de que es un simulador de paciente infantil, que resulta inquientante ver cómo practican actuaciones médicas reales, aunque se trate de un robot o la sangre sea artificial. Por eso advertimos que el siguiente vídeo puede herir la sensibilidad de algunas personas:

Gaumard asegura que su robot pediátrico es el más avanzado del mundo, y desde luego el vídeo parece confirmarlo. Pediatric HAL puede transmitir emociones con el rostro y la mirada: miedo, nervios, felicidad, alegría, enfado, y diferentes tipos de dolor. Y también habla, comunicando su estado.

Si los sensores equipados revelan que el estudiante de medicina no está haciendo algo bien o, el corte o la cura no son correctos, el robot comienza a llorar como haría un niño de verdad. Los ojos son capaces de seguir al médico o a los objetos que tiene delante.

La gran ventaja de Pediatric HAL es que está diseñado para que se utilicen los instrumentos médicos reales, así que los estudiantes y médicos pueden practicar las mismas técnicas que con un paciente humano. Este robot paciente incluso sangra cuando el médico le pincha o practica un corte.

Pediatric HAL incluye diez simulaciones médicas, desde simples curas a extracción de sangre, atragantamiento, sutura, e incluso operaciones quirúrgicas.

Robot que sangra

Además es un robot completamente autónomo que no usa cables, por lo que puede utilizarse en cualquier clase universitaria o sala del hospital.

Pediatric HAL ya se está empleando en hospitales y centros universitarios de Canadá y Estados Unidos.