Skip to main content

Si tienes una gráfica de AMD, te interesa conocer la actualización de Radeon Boost

Radeon Boost AMD

27/12/2019 - 17:45

Gracias a la actualización de drivers de final de año a la que nos tiene acostumbrados AMD, ya contamos con los nuevos drivers Radeon Adrenalin 2020 que incorporan un montón de nuevas características entre las que destacan Radeon Boost.

Esta nueva tecnología incluida en la última actualización promete una mejora de rendimiento del más del 20 % en videojuegos de última generación mediante una técnica que ofrece una especie de resolución dinámica en ciertos momentos cuando se suceden imágenes rápidas.

AMD, en la presentación de la tecnología, ha mostrado los resultados en videojuegos populares como son Tomb Raider, PUBG y Overwatch. En Rise of the Tomb Raider utilizando  Radeon Boost se ha visto una supuesta mejora de rendimiento del 10%; en PUBG la mejora ha alcanzado el 22%; mientras que en Overwatch asciende a un impresionante 38%. Con la media anterior, AMD señala que con esta actualización se vería un incremento medio del 23 % de rendimiento en los principales juegos del mercado.

Radeon Boost AMD

Si aún no te ha quedado claro qué es Radeon Boost, es una técnica que es capaz de reducir de forma dinámica la resolución de todo el cuadro cuando se producen movimientos e imágenes rápidas. De esta manera, si se reduce la resolución se va a ir ganando rendimiento en esos fragmentos de tiempo sin repercutir en exceso en la calidad de imagen en general.

La compatibilidad es amplia e incluye tanto los equipos con Windows 7 como con Windows 10. En lo que respecta a la compatibilidad de hardware tiene completa compatibilidad con las Radeon RX 400, RX 500, RX Vega y Navi. También es compatible con todas las APU y configuraciones gráficas híbridas y las desmontables.

Radeon Boost AMD

Según parece el problema con la Radeon Boost de AMD es cuando se activa, dado que se emborrona ligeramente la imagen, sobre todo en la parte más externa de la misma. En todo caso esto no debería ser un problema, porque al final son detalles en los que un jugador común no se fija en exceso cuando está disfrutando de una experiencia, y ante todo lo que nota es el rendimiento.