Skip to main content

¿Qué es The Volumen y cómo cambiará la industria del cine?

07/11/2020 - 10:00

Ya está aquí la segunda temporada de The Mandalorian, la serie de Disney+ que ha dado a conocer una de las últimas revoluciones tecnológicas en la industria cinematográfica. Despediros del croma verde. 

La industria del cine tiene un nuevo juguete, una técnica para recrear los escenarios más espectaculares y que está dejando de lado al famoso fondo verde. Una nueva revolución que combina realidad aumentada, paneles 4K, CGI 3D, entre otras tecnologías.

La segunda temporada de The Mandalorian se ha estrenado en Disney Plus hace apenas una semana. Esta serie ambientada en el universo de Star Wars podemos ver todo el poder de esta tecnología que dejaría de piedra a Alfred Hitchcock. El making off, también en la plataforma, desvela el trabajo que hay detrás de esas escenarios y paisajes galácticos.

Heredera de técnicas anteriores, llega ahora Stagecraft. Un híbrido entre la retroproyección y el CGI, y que se utiliza dentro de un gran estudio de rodaje llamado The Volume. En clásicos del cine como Rebecca, se utilizaba la retroproyección. Los actores se colocaban entre la cámara y una pantalla en la que, desde detrás, se proyectaban las imágenes fijas o en movimiento. Stagecraft y The Volume es la versión futurista de esos efectos especiales tan clásicos y que se han seguido usando hasta hace poco.

Disney+

11 cosas que quizás no sabías sobre Disney Plus

La nueva plataforma de Disney ya casi está aquí. Por eso, os contamos todo lo que debéis saber de ella, así como algunas cosas que quizá no sabías de Disney+, la gran plataforma que tiene todo el contenido de Disney, Marvel, Star Wars y extras de National Geographic, Fox y material exclusivo.

Escenarios que se mueven con la cámara

The Volume es un cubo enorme donde se ruedan toda clase de escenas y en el que las paredes y el techo son paneles LED con resolución 4K, a los cuales se ha bautizado como Render Nodes. Bajo los actores hay un suelo real y un decorado y atrezzo acorde a la escena, pero todo el fondo, como los inmensos paisajes de Mandalorian, son un escenario creado en CGI 3D que se muestran en esas pantallas. 

Los escenarios se crean con el motor gráfico Unreal Engine que se usa habitualmente en videojuegos, recreando cuevas, desiertos y toda clase de lugares ficticios o reales si no se quiere llevar a todo el equipo hasta ese punto del planeta. 

The Mandalorian Stagecraft

ILM

Lo importante de esta técnica es que el escenario virtual y la cámara están sincronizados, de tal manera, que la escena se va adaptando a los movimientos de la cámara según los ejes de coordenadas. Así no se pierde el realismo y volumen que tendría un decorado real.

Otra ventaja de Stagecraft que rompe con todas las expectativas, es la posibilidad de que los directores de fotografía puedan hacer scouting, es decir, modificar en pleno rodaje ese escenario digital con gafas y controles de realidad virtual. 

Esto incrementa las posibilidades que suelen aportar los escenario real o el decorado físico. Se pueden cambiar texturas, objetos, colores in situ y tardar mucho menos de los que tardaría el departamento artístico en crear las nuevas peticiones del director. 

Cambios de iluminación a la carta

Para que comprendáis el volumen que tiene The Volume, valga la redundancia, el espacio creado por Industrial Light & Magic para el rodaje de Mandalorian es una pared curvada de unos 6 metros de altura y 270 grados que está cubierta por 1.326 pantallas LED individuales.

The Mandalorian The Volume

ILM

Richard Bluff, supervisor de efectos especiales de Mandalorian ha explicado lo sorprendidos que se quedaron todos los del equipo con la calidad que aporta esta tecnología y cómo facilita la creatividad al eliminar ese croma verde que provoca muchas veces confusión a los actores y el equipo de rodaje. "La gente estaba literalmente boquiabierta por lo bien que se veía. Fue alucinante. Todos se sentaron en el escenario y dijeron: 'Dios mío, creo que este es el futuro" dijo Bluff.

Pero aquí no acaban sus beneficios, las pantallas LED también pueden utilizarse como fuente para iluminar la escena. El techo o cielo, por ejemplo, debería ser la principal fuente como en la vida real. Se pueden simular luces de atardeceres o nocturnas para hacer la escena más realista y si fuera insuficiente, es posible añadir focos virtuales entre los paneles para incrementar la iluminación desde un punto determinado. 

Todo este despliegue de tecnología no resulta barato, por algo el presupuesto de Disney para esta serie era de 100 millones y la presión ha ido en aumento para mantener durante toda la serie la máxima calidad. Cada capítulo se ha llevado 15 millones del presupuesto, pero ha merecido la pena. The Mandalorian se convirtió rápidamente en la serie con mayor demanda en todo el mundo, ha conseguido 15 nominaciones a los Emmy.