Skip to main content

Zoom, la aplicación que seguramente estés usando para hacer videollamadas, no es tan segura como crees

Zoom, app de videollamadas.
Zoom

01/04/2020 - 08:50

Las circunstancias que estamos viviendo las últimas semanas nos están empujando a muchos cambios. Uno de ellos es la mayor dependencia de la tecnología, no solo en el teletrabajo, también para contactar con otras personas, y esto ha obligado a buscar nuevas aplicaciones que se adapten a las necesidades. Sin embargo, a veces desconocemos los puntos fuertes y débiles que tienen.

Se ha podido ver con la reciente polémica sobre Houseparty y las dudas respecto a su privacidad. Pero también ocurre con Zoom, una de las aplicaciones que ha vivido una explosión de usuarios ante su cómodo manejo para realizar videollamadas.

Las preguntas sobre la seguridad de la aplicación han saltado en los últimos días, cuando desde Zoom reconocieron que el anunciado cifrado de extremo a extremo no existe en las videollamadas. Según la empresa, aunque se anuncie ese cifrado que no permitiría acceder al contenido, solo está activo en los chats de texto, pero no lo ven compatible con las videollamadas.

Desde Zoom afirman que no utilizan la información de las videollamadas ni acceden a ellas, pero la falta de este tipo de barrera de seguridad provoca que el usuario tenga que creer en sus palabras sobre cómo actúa: no existe la certeza de que no acceda o analice los vídeos.

Por otro lado, en The Verge se han hecho eco de una polémica más que se refiere a la filtración que ha podido haber en Zoom con direcciones de correo electrónico y fotos de usuario.

El fallo proviene de la forma en que Zoom guarda los contactos en grupos de empresas y particulares y los problemas que existen a la hora de clasificarlos de un modo u otro, lo que permite a extraños ver perfiles de personas que no son contactos y realizar videollamadas. No se sabe a cuántas personas ha podido afectar este fallo que abre la puerta a crear grupos propios con desconocidos.

En Business Insider España han agrupado todos los problemas a los que se ha enfrentado Zoom en los últimos meses y no son pocos. Da la sensación de que a la aplicación le queda cierto recorrido todavía para ser todo lo segura que debería, o para ajustarse a los estándares que le exige la demanda actual.