Skip to main content

Consejos para comprar un smartphone (Guía de compra)

consejos de compra movil
user

14/01/2014 - 13:22

Acertar al comprar un smartphone es una de las tareas más complicadas a las que se enfrenta el consumidor, ya que se trata de una de las categorías de producto donde más variedad existe, tanto de características como de precios. Si quieres acertar al escoger un teléfono móvil, sigue estos consejos

¿Android, iOS, Windows Phone u otras plataformas?

Lo primero que tendremos que tener en cuenta a la hora de comprar un smartphone es el sistema operativo que incluirá. Actualmente, el mercado es prácticamente cosa de tres: Android (cuyo dominio es aplastante, estando presente en 8 de cada 10 teléfonos en todo el mundo según los últimos estudios), iOS (exclusivo de Apple) y Windows Phone (en el que Nokia domina con un 92% de cuota, aunque también hay otros fabricantes).

Sistema operativo smartphone

Cada una tiene su legión de defensores, y la inmensa mayoría de aplicaciones se desarrollan al menos para los dos grandes sistemas, Android e iOS. En Windows Phone también encontraremos las aplicaciones más populares y utilizadas, aunque muchas tardan más en aparecer o todavía no están disponibles.

Eso sí, aquí Microsoft y Nokia se encargan de echar el resto con otras apps propias.

Mejores móviles de 2013

Si nos salimos de estas tres plataformas predominantes, podemos encontrar smartphones con BlackBerry (que ya ha perdido el tercer puesto en favor de Windows Phone) u otros sistemas como Firefox OS (rodavía incipiente), Symbian (ya sin soporte oficial) y otros que aún están dando sus primeros pasos, como Tizen, Ubuntu o Sailfish.

¿Gama alta, media o de entrada?

Por fortuna, cuando vayamos a comprar un móvil, existen opciones para todos los gustos y capacidades adquisitivas. En Android y Windows Phone encontramos modelos de gama alta, media y de entrada, mientras que en Apple la gama alta es la única opción disponible.

Eo sí, si nos decantamos por la compañía de la manzana, podremos comprar un iPhone más asequible si nos decantamos por modelos que se lanzaron hace un año o dos, como es el caso del iPhone 4S, que aún hoy podemos adquirirlo a un precio de 399 euros, frente a los 599 euros del iPhone 5c o los 699 euros del iPhone 5s, el actual tope de gama).

smartphone gama alta

En todos estos casos, existe una amplia diversidad tanto de características técnicas (con procesadores más potentes o mayor cantidad de memoria RAM) como de acabados (diseñado en aluminio o policarbonato, por ejemplo).

Versión de Android

Si nos decidimos a comprar un smartphone con Android tendremos a nuestra disposición la oferta más inmensa del mercado, con terminales para todos los bolsillos donde elegir, pero hay que tener cuidado con la versión que escojamos. Android 4.4 KitKat es la más reciente, mientras que Jelly Bean (4.1, 4.2 y 4.3) sigue siendo todavía la más popular.

Versión Android

Por desgracia, muchos fabricantes dejan de proporcionar actualizaciones del sistema cuando apenas ha pasado un año desde que lanzan un smartphone, por lo que conviene asegurarnos de si la versión de Android será actualizable y partir en el momento de la compra, al menos, de la versión 4.1.

Al respecto, los modelos Nexus, auspiciados por la propia Google, parten con ventaja, ya que suelen actualizarse al poco tiempo de estar disponible una nueva versión de Android.

En cuanto a la mayoría de los fabricantes, lo habitual es que personalicen la apariencia del sistema con su propia capa, incluyendo funciones y aplicaciones específicas. Por ello, es interesante probar in situ el smartphone en cuestión para ver si nos convence su interfaz.

Mejores móviles chinos con Android

Por su parte, una de las indudables ventajas de decantarnos por iOS es que Apple viene proporcionando las últimas actualizaciones a sus smartphones al menos durante cuatro años. Así, un terminal como el iPhone 4, lanzado al mercado en 2010, es capaz de ejecutar el reciente iOS 7 (aunque con restricciones, eso sí, pero al menos no se ha quedado limitado a iOS 6).

Tamaño de la pantalla y resolución

Uno de los aspectos clave a la hora de comprar un smartphone es el tamaño de su pantalla. Si bien tras el lanzamiento del iPhone original las 3,5 pulgadas eran lo más habitual, hoy es raro partir por debajo de 4 pulgadas, mientras que algunos de los terminales más potentes llegan ya a las 5 pulgadas e incluso las superan.

Aquí el gusto personal desempeña un papel fundamental, por lo que en esta guía de compra de móviles no vamos a darte una respuesta rotunda. Claro está que cuanto más grande sea la pantalla más cómodo nos resultará ver lo que hay en ella, pero a la hora de guardarlo en el bolsillo también lo notaremos.

Tamaño pantalla smartphone

Sea cual fuere el tamaño que escojamos, deberemos fijarnos en su resolución, ya que repercute enormemente en la calidad de la imagen e impedirá que lleguemos a distinguir los píxeles, resultando más natural cuanto mayor sea su cantidad.

Si contamos con alta definición a 1.080 puntos o 720 puntos, iremos más que servidos (e incluso con algo menos), pero todo depende del tamaño en pulgadas del terminal (ya que no es lo mismo disponer de una resolución de, pongamos, 1.136 x 640 pixeles en una pantalla de 5 pulgadas que hacerlo en una de 3,5).

Combinando ambos apartados surge el valor de densidad de píxeles por pulgada (ppi), y por encima de 300 ppi el ojo humano es incapaz de distinguir.

Almacenamiento

La cantidad de memoria interna disponible es muy importante a la hora de comprar un smartphone, ya que en función del uso que vayamos a darle se nos puede quedar corta o no.

Si por ejemplo no tenemos pensado guardar muchas canciones, películas o fotos ni somos de los que instalan un montón de aplicaciones, con 8 Gbytes como mínimo no tendremos problemas. Ahora bien, en cualquier otro caso lo recomendable es partir de un mínimo de 16 Gbytes.

microSD

También puede darse el caso de que nuestro smartphone admita ampliar la memoria gracias a tarjetas externas (normalmente, de tipo microSD), algo muy útil también para trasladar contenido con facilidad de un dispositivo a otro y no tener que recurrir a cables o al almacenamiento online.

Autonomía

La autonomía sigue siendo el principal talón de Aquiles de los teléfonos móviles actuales, y lo más normal es que tengamos que recurrir al cargador al menos al finalizar el día.

La capacidad de la batería viene expresada en mAh, y cuanto mayor sea, mejor, pero puede llevarnos a engaño. Por ejemplo, un teléfono de 4 pulgadas con 1.500 mAh seguramente tenga más autonomía que uno de 5 pulgadas con 2.300 mAh, ya que la pantalla, cuando está encendida, es uno de los elementos que más energía consume.

Los móviles baratos de la gama media

También incide en su duración el software de cada fabricante, la utilización de redes inalámbricas y muchos otros factores.

Por otra parte, hay modelos que permiten extraer la batería con solo levantar la tapa trasera, muy útil si disponemos de una adicional para intercambiarla cuando queramos.

Batería smartphone

Procesador y memoria RAM

A grandes rasgos, podremos saber parte del rendimiento aproximado de un smartphone por el número de núcleos con el que cuenta su procesador (uno solo, dos o cuatro), pero solo a modo orientativo.

Cada modelo tiene sus peculiaridades, siendo los Qualcomm Snapdragon 800 y el Apple A7 los más potentes del mercado durante 2013.

Procesador smartphone

La cantidad de memoria RAM que acompañe al procesador influirá en la fluidez de las aplicaciones y del sistema, siendo 512 Mbytes un mínimo razonable para no sufrir «tirones» y 1 Gbyte aún mejor para disponer de un rendimiento optimizado.

De cualquier modo, ya que se tratan de aspectos de carácter técnico que pueden resultar complicados para los usuarios menos experimentados, siempre podemos recurrir a instalar aplicaciones como AnTuTu, Quadrant o 3DMark para medir el rendimiento de nuestro smartphone con valores numéricos y hacernos una idea de su potencia aproximada.

Cámara

Por último, cerramos nuesta lista de consejos para comprar un smartphone con otro factor fundamental: la calidad de la cámara.

En cualquier caso, lo preferible es contar con dos, una trasera y otra frontal, para así poder hacer videollamadas o realizar autofotos. La resolución de la trasera, no obstante, suele ser superior a la frontal, y puede venir con flash o no.

Cámara smartphone

El valor en megapíxeles suele ser lo primero en lo que nos fijamos, pero no es en absoluto determinante para indicar la calidad que obtendremos, ya que entran en juego otros factores como la sensibilidad o la calidad de la lente (que nos ayudará a mejorar la toma de fotografías en condiciones de escasa iluminación, por ejemplo).

Descubre qué móvil tiene la mejor cámara

Lo mejor en estos casos es probarla antes de comprar un smartphone, para ver qué tal es su resultado.

Ver ahora: