Skip to main content

Elige el mejor monitor para cada tipo de juego

Elige el mejor monitor para cada tipo de juego

BrandLab

07/11/2019 - 09:17

De la misma forma que seleccionas tu ropa deportiva para practicar un deporte concreto, el equipamiento que se utiliza para una actividad tan precisa como son los videojuegos necesita cumplir una serie de requisitos técnicos para darlo todo en tus juegos favoritos.

Elegir el monitor gaming adecuado en función del tipo de juego al que acostumbres a jugar es la mejor opción para rendir al máximo obteniendo la mejor experiencia visual posible.

Valores como la tasa de refresco, el ángulo de visión, la precisión de los colores e incluso la superficie de pantalla influyen de forma decisiva en el rendimiento de los jugadores, por lo que elegir el monitor adecuado en función del tipo de juego es tan importante como elegir los propios componentes gaming para tu ordenador.

Shooters: si parpadeas, te lo pierdes

Pocos juegos requieren tanta rapidez de reflejos y de movimientos como los shooters o RPG.

En shooters competitivos como Overwatch o CS:GO, todo cuanto se mueve a tu alrededor es susceptible de convertirse en un enemigo que trata de pillarte desprevenido, por lo que la velocidad de reacción es una ventaja estratégica en este tipo de juegos.

El hardware de tu equipo ayuda a mejorar tus tiempos de reacción. Por ejemplo, una tarjeta gráfica solvente te permite mostrar un mayor nivel de detalle, mientras que una buena tarjeta de red te permite reducir al mínimo la latencia de la conexión evitando que tus enemigos te tomen la delantera.

Sin embargo, nada de eso tiene sentido sin un monitor que remate el trabajo y te ofrezca una respuesta inmediata a lo que tu equipo muestra en pantalla.

En este tipo de juegos, la tasa de refresco del monitor es esencial para obtener imágenes más nítidas y fluidas al cambiar tu punto de vista, algo que te permitirá ver a tus enemigos y apuntarles con mayor precisión, reduciendo tu tiempo de reacción.

En este sentido, contar con un monitor que cuente con una tasa de refresco de 244 Hz, como el LG 27GK750F te permitirá realizar movimientos con mayor fluidez, mostrando unos gráficos nítidos en todo momento. Sin estelas ni desenfoques que puedan dar la mínima ventaja a tus adversarios en el juego.

¿Pero qué es la tasa de refresco? Pues por explicarlo de una forma sencilla, imagina que parpadeas un determinado número de veces por segundo. Entre parpadeo y parpadeo, la acción continúa pasando ante ti, por lo que durante fracciones de tiempo los objetos cambiarían su posición sin que hayas visto cómo han llegado ahí.

La única forma de ver todo cuanto sucede en la pantalla es abrir y cerrar los ojos mucho más rápido para minimizar el tiempo que no ves lo que sucede. Por eso, cuanto mayor sea la frecuencia de refresco, menos tiempo pasas “con los ojos cerrados” y más nítidas las imágenes durante los movimientos.

El tiempo de respuesta del monitor también es un factor que debes tener en cuenta ya que, al igual que la tasa de refresco, contribuye a mejorar la calidad de imagen por ser el tiempo que tarda un píxel en cambiar su estado.

Cuanto menor sea este tiempo de respuesta, menos estelas y rastros de movimiento mostrará la pantalla a la hora de ejecutar movimientos rápidos. Es lo que se conoce efecto Ghosting.

Escucha"Episodio #11: Juego por streaming - ¿Qué es... ? Con Rubén Andrés Barbero" en Spreaker.

El LG 27GK750F ofrece una velocidad de solo 1 ms, por lo que permite ser lo suficientemente rápido como para que el movimiento se muestre nítido y puedas apuntar con mayor precisión a tus rivales mientras te mueves para esquivar sus disparos. Los monitores gaming de LG también ofrecen algunas ventajas a la hora de mejorar tus tiempos de reacción como la función DAS (Dynamic Action Sync), con la que se minimiza la latencia de entrada, de forma que se representa en tiempo real las reacciones del jugador sin añadir retrasos por el procesado de imágenes. 

Además, los monitores gaming de LG incluyen la función Crosshair, que añade una marca a modo de punto de mira en el centro de la pantalla. De ese modo, tu monitor te ayudará a aumentar la precisión de disparo en shooters, pudiendo personalizarla a tu gusto entre cuatro modelos distintos.

Una mayor intensidad de color para tus juegos

No todo en los videojuegos transcurre a un ritmo frenético, pero si gira en torno a obtener la mejor experiencia visual posible. Algunos juegos no requieren unas tasas de refresco tan extremas como las que hemos visto en los shooters, pero los jugadores aprecian obtener una mayor precisión en los colores.

Por ejemplo, en juegos llenos de detalles y cinemáticas como FIFA 20, una tasa de refresco no es tan decisiva, pero seguro que aprecias la calidad de los colores y el nivel de detalle que es capaz de ofrecer un monitor con tecnología NanoIPS como el LG 27GL850G.

Elige el mejor monitor para cada tipo de juego

Esta tecnología IPS implementa un filtro específico en el panel que ha sido tratado con una serie de nanocristales de diferentes tamaños. Cada uno de ellos filtra y amplifica una determinada frecuencia de luz que corresponden al rojo, verde y azul.

El resultado de este filtro son colores mucho más puros e intensos que los que habitualmente se encuentran en los monitores IPS. Además, como guinda final, este monitor también cuenta con soporte para HDR 10, con lo cual los colores serán todavía más realistas. Si no te quieres complicar con ajustes, puedes hacer uso del Modo Juego en cualquiera de sus tres modalidades Dinámico, Diurno y Nocturno. Con ellos, el monitor elige la mejor configuración en función del modo seleccionado priorizando la velocidad de refresco, la brillo o el contraste para ofrecerte el mejor rendimiento en cada tipo de juego. 

Escucha"Episodio #22: HDR - ¿Qué es... ? Con Rubén Andrés Barbero" en Spreaker.

En este tipo de juegos, las tecnologías de sincronización de refresco adaptativo (como G-Sync de NVIDIA o FreeSync de AMD) pueden resultarte muy útiles. Estas tecnologías se encargan de sincronizar la tasa de fps que genera tu tarjeta gráfica con la frecuencia de refresco de tu monitor para que sea la misma, y se muestre cada fotograma de la animación cuando toca, evitando el conocido como efecto tearing en el que aparecen imágenes desgarradas por intentar representar a la vez varios fotogramas por segundo.

Una experiencia más inmersiva para los simuladores

Algo similar sucede con los videojuegos de simulación de conducción, como Forza Horizon 5 y muchos otros simuladores de carrera.

En este tipo de juegos de simulación de conducción, no solo agradecerás tener una buena calidad de imagen para disfrutar de los impresionantes paisajes en los que transcurren las carreras, sino que características técnicas como una alta tasa de refresco y un panel NanoIPS harán que vivas una experiencia visual única.

En este tipo de juegos, es necesario contar con un amplio rango visual, de forma que puedes ver con mayor precisión el trazado del circuito y anticiparte a la próxima curva o a los intentos de adelantamiento por parte de tus rivales.

Monitores de gran pulgada con pantalla ultrapanorámica curvada y formato 21:9, como el LG 34GK950G-W, aportan un mayor campo de visión ya que la pantalla es un 32% más ancha que su equivalente en formato 16:9.

Este espacio adicional y la pantalla curvada te permiten incluir más información sobre lo que sucede a los lados de tu vehículo y crea una experiencia mucho más inmersiva y natural que la que se obtiene con un monitor con pantalla plana y 16:9. Este es uno de los motivos por los que los monitores con formato ultrapanorámico de 21:9 se están convirtiendo en el estándar para este tipo de juegos.

Este formato también se presta a otros videojuegos más cinematográficos en los que puedes lograr una experiencia más inmersiva dejándote llevar por la narrativa y los escenarios sobrecogedores como en las aventuras de Lara Croft o la saga Assassin´s Creed. Esta experiencia inmersiva no solo la conseguirás con lo que el monitor te ofrece por delante ya que los últimos monitores gaming de LG integran la tecnología Sphere Lighting, un esfera de luz RGB que se sincroniza con la iluminación de tu equipamiento gaming o permite proyectar sobre la pared los patrones de color que estás viendo en pantalla. Este efecto de luz no solo contribuye a crear un atmosfera más inmersiva, sino que también reduce la fatiga visual.

Los monitores con formato ultrapanorámico curvado de LG marcarán un antes y un después en tu experiencia de juegos, consiguiendo una inmersión total en la épica propia de ese tipo de juegos de aventuras.

Elige el mejor monitor para cada tipo de juego

Sin embargo, contar con uno de estos monitores con formato 21:9 no solo te descubrirán una nueva forma de disfrutar de tus juegos de aventuras, también llevarán tu productividad a un nuevo nivel. Un 32% más de pantalla con respecto al formato 16:9 también implica más contenido que puedes ubicar en pantalla al mismo tiempo

Eso significa que podrás trabajar cómodamente con varias ventanas simultáneamente evitando tener que conmutar entre ellas, con el consiguiente ahorro de tiempo que eso implica. Además, esta mayor superficie, te permite mantener a la vista las barras de herramientas en aplicaciones de edición fotográfica o de vídeo, haciendo más eficiente tu trabajo.

De hecho, los monitores ultrapanorámicos de LG vienen equipados con un software específico llamado LG Screen Split, que permite distribuir rápidamente las ventanas abiertas en la pantalla para que no pierdas tu valioso tiempo redimensionando ventanas. Solo tendrás que ocuparte de lo importante: tu trabajo.