Skip to main content

Mostrar negros más puros: ese es el mayor reto para determinar la calidad de un televisor

Ofrecido por LG
OLED LG

25/09/2019 - 08:20

Durante décadas los fabricantes de televisores se han centrado en representar la luz de la forma más fiable y realista posible. Sin embargo, la tecnología OLED nos ha demostrado que el verdadero reto es controlar la oscuridad mostrando negros más puros para obtener un contraste infinito haciendo que el resto de colores brillen con luz propia.

Conseguir mostrar de forma precisa las escenas más oscuras sin caer en una acuarela de tonos grises, es uno de los mayores retos a los que un televisor se puede enfrentar en la actualidad, y define de forma inequívoca la calidad del mismo. Solo los mejores son capaces de conseguirlo.

LED NanoCell y OLED, dos caras de la misma moneda

Los televisores con tecnología LED han sido durante muchos años la única alternativa para conseguir la mejor calidad de imagen. Es por ello que esta tecnología ha evolucionado hasta el punto en el que se encuentra actualmente.

No obstante, ahora le toma el relevo las pantallas con tecnología OLED, en la que se une todo lo aprendido sobre procesamiento de imagen y control de la luz, a una tecnología tan eficiente e innovadora como es la que ofrecen los paneles OLED.

LG NanoCell SM9010

LG NanoCell SM9010 es un televisor de 65 pulgadas de gama alta que monta un panel IPS equipado con tecnología de nanopartículas. De él destacan la precisión en el calibrado de los colores y un sonido imponente con Dolby Atmos que no dejará indiferente a nadie.

A pesar de las similitudes en los nombres, las tecnologías LED y OLED son absolutamente diferentes y no pueden equipararse entre sí.

Para empezar, la tecnología LED necesita una iluminación trasera basada en luces LED que, tras atravesar una serie de filtros difusores, pasa a través de los píxeles de un panel de cristal líquido (Liquid Crystal Display) para dibujar una imagen en la pantalla.

Esta tecnología ha evolucionado para obtener una calidad realmente excepcional, integrando matrices de LED directo en toda la trasera del televisor y, como en el caso de LG, incorporando tecnología NanoCell, un sistema de filtros con nanocristales con los que se amplifica la potencia del color para conseguir colores más puros y saturados.

En cambio, un televisor OLED no necesita ningún tipo de retroiluminación trasera ya que cada píxel de la pantalla es una diminuta bombilla LED que se apaga o enciende de forma individual e independiente.

Esta diferencia en el tratamiento de la luz entre los televisores LED NanoCell y los OLED TV de LG es determinante en la forma en la que se representan los colores y las imágenes en pantalla.

Los LED potencian la luz para conseguir mejores resultados en los colores, pero esta tecnología necesita usar la luz incluso para representar el color negro.

lg oled e8 tv 4k

Atendiendo a su definición exacta, el color negro representa la ausencia total de color y, por tanto, ausencia total de luz. Ese es el único secreto para obtener los negros más puros que puedes encontrar en un televisor puesto que, en los televisores OLED de LG, el negro se obtiene apagando los píxeles de la pantalla que deben representar ese color.

Esta capacidad de encender y apagar los píxeles de forma independiente permite crear imágenes mucho más nítidas y se definen mejor los colores ya que cada píxel adopta el color que le corresponde sin que el píxel contiguo se vea afectado por la contaminación lumínica, algo inevitable en los televisores LED por muy evolucionados que sean.

Alpha 9 Gen2, el verdadero cerebro en la oscuridad

Controlar millones de luces LED del diámetro de un cabello no es una tarea sencilla. Es por ello que para exprimir al máximo todo el potencial de los paneles OLED es necesario un poderoso cerebro capaz de gestionar y procesar toda esa cantidad de información.

El procesador Alpha 9 Gen 2 es la evolución de 14 bits del chip que montaban los televisores LG de 2018, mejorando sus prestaciones para lograr un mejor control de cada píxel para mostrar imágenes más nítidas y realistas incluso en las escenas más oscuras.

Mantener un absoluto control sobre la oscuridad es una de las grandes virtudes de los paneles OLED ya que, al ser los únicos capaces de mostrar unos negros puros, les resulta sencillo ir añadiendo luz a las escenas de forma que se aprecien todos y cada uno de los detalles, evitando que se emborronen en una masa oscura que arruine la experiencia visual.

El procesador Alpha 9 de LG es el encargado de asignar la cantidad de luz exacta a cada píxel. Solo de ese modo puedes apreciar todos y cada uno de los detalles de las escenas más oscuras del cine, como las que abundan en las distintas entregas de la saga de Batman o en el tercer episodio de la octava temporada de Juego de Tronos “La noche más larga”.

TV OLED LG

Es en esas escenas con atmósfera lúgubre y oscura, como en aquellas en las que Invernalia lucha contra el Rey de la Noche arropado por la absoluta negrura de la noche, cuando se demuestra la auténtica valía de un televisor, y se pone a prueba su capacidad para mostrar detalles bien definidos y degradados suaves donde otros solo son capaces de mostrar manchas grises.

La nueva generación del procesador Alpha 9 de LG integra inteligencia artificial con la que se mejora la calidad y nitidez de las imágenes, no solo las que muestran los tonos más oscuros, sino que también saca músculo en la difícil gestión del amplio rango dinámico en los colores al reproducir contenido en HDR.

TV OLED LG

No cabe duda de que la calidad de la pantalla es importante a la hora de disfrutar de un contenido fiel a lo que los creadores han establecido en sus películas, pero el procesador es el que define los parámetros para que toda la magia del cine llegue hasta tu salón con la máxima precisión y nitidez.

Esto es posible gracias al soporte de los televisores OLED de LG con el 100% de los estándares HDR (High Dynamic Range) y con Dolby Vision, que permite mostrar imágenes más reales y al uso del HFR (High Frame Rate) que permite mostrar escenas a 100 fps para lograr escenas de acción con movimientos nítidos y bien definidos.

Inteligencia artificial para mejorar tu experiencia de uso

La inteligencia artificial tiene un papel protagonista en los televisores OLED de LG ya que es una de las principales responsables del procesado y la mejora de las imágenes que se muestran en pantalla.

Pero la intervención del Deep learning no termina en la imagen. El sonido de los televisores LG OLED de 2019 se genera mediante inteligencia artificial analizando tanto las imágenes que se muestran en pantalla como las características y tamaño de la sala en la que se encuentra el televisor.

El resultado es un sonido bien definido y espaciado para que el espectador siempre tenga una experiencia sonora precisa y realista sin importar su ubicación con respecto al televisor.

No obstante, donde más se deja notar la presencia de la inteligencia artificial es en la experiencia de uso de los televisores LG de 2019.

TV OLED LG

¿Imaginas pedirle a tu TV que te recomiende alguna película de tu actor favorito, o que empiece a reproducir una serie de Netflix sin tener que perder el tiempo navegando entre menús y aplicaciones? Pues no imagines más, ya es posible gracias a la inteligencia artificial real de los televisores OLED de LG.

Basta con pedirle a tu televisor que reproduzca tu serie favorita de Netflix, que te muestre qué actor protagoniza la película que estás viendo o cómo ha quedado tu equipo de fútbol en el último partido.

El televisor OLED de LG responderá a toda la información que le pidas gracias a la inteligencia artificial que proporciona el asistente virtual AI ThinQ. Pero la inteligencia artificial de LG no es la única que “vive” en los televisores OLED de 2019.  También son compatibles con el Asistente de Google y con Alexa.

Esta amplia compatibilidad permite a los televisores OLED de 2019 convertirse en un auténtico centro de control por voz de todos los dispositivos inteligentes de tu casa, pudiendo apagar luces, controlar el sistema de sonido con un simple comando y preparar la atmósfera adecuada para disfrutar del mejor cine en la penumbra de tu salón. Los OLED TV de LG se encargarán de la poner la luz y el color.